Peña´l Vientu por el Camino de Wamba

La semana anterior el buen tiempo, por fín, se instaló en estas tierras y la primera expedición fué orientada a conocer ese valle de Wamba que tanto he oido hablar de él y tantas veces he estado a su lado, bien en Isoba, en el Ausente o en el Torres.
 
Situado a medio camino entre Isoba y San Isidro, Wamba es un largo valle glaciar lleno de praderas y rodeado de peñas que reparten su titularidad entre los valles leoneses del Porma y los asturianos del Nalón.
                      Comienzo del valle con el Pico Requexines de fondo
 La nieve, a partir de los 1.400 metros, y más en esta zona de la cordillera, aún no se ha retirado ni un centímetro, y fué necesario cargar las raquetas en el maletero si queríamos avanzar con relativa comodidad por el largo camino de Wamba hasta la collada del Acebal, límite de León con su hermana Asturias.
                             Capilotes bajo la Peña del Viento y la Rapaína
Así, tras un buen café con leche en Isoba, nos plantamos en el puente de Wamba a media mañana para comenzar por la pista que aquí se inicia y que está señalizada por el parque regional de Picos de Europa como Sendero de pequeño recorrido LE – 46.
                                 Pequeño tramo libre de nieve
A medida que vamos ascendiendo progresivamente, sin apenas subidas incómodas, por el valle, vamos mirando hacia atrás para divisar las blancas crestas de picos tan emblemáticos como el Toneo, Requejines o Ausente. La nieve aún no nos molesta en nuestro caminar, pero en la mitad del recorrido, justo cuando ya comenzamos a dislumbrar un poco la peña objetivo de hoy, la peña del Viento, tenemos que usar nuestras raquetas para meternos de lleno en las blancas praderas de Wamba que aún guardan más de un metro de espesor.
                                Poljé. Al fondo, el Toneo y Cebolléo.
 
 
El camino cruza ahora el paraje de Los Fornos donde se puede observar un modelo kárstico llamado “Poljé”, esto es, una serie de curvas frenéticas y muy sucesivas entre sí, que el río ha creado a traves de la pradera, dando lugar a remansados pocines por los que corre el agua que acaba muriendo en un sumidero pocos metros más adelante.
 
A partir de este lugar, la pista, nevada en su totalidad pero bien apreciada, comienza a subir para ganar el nivel de la collada del Acebal ( 1.711 metros ), collada que nos dá la bienvenida a Asturias.
Comemos bajo su refugio, que se encuentra, no sé su razón, cerrado al público ( menos mal que no hay una ventisca o una tormenta ), con la muy buena panorámica que ahora se nos presenta hacia el norte.
                               Collada L´Acebal. Al fondo, el Tiatordos.
Justo en frente, al otro lado del valle de Casu, que se adivina al fondo entre los bosques y las praderas, aparece nevado el gran Tiatordos, la gran peña emblemática de Asturias que me espera para subirla en pocas semanas. A su derecha, el macizo del Cornión y de los Urrielles cortan el horizonte, destacando a Torre Santa y a un Friero que hay que adivinar entre tanta pared caliza.
                  En primer plano, Brañagayones. Al fondo, Torre Santa.
La collada del Acebal se encuentra entre la peña Los Fornos y la peña del Cascayón, siendo por la base de esta último por donde sigue la pista que hemos caminado hasta el famoso Llagu Ubales, que lleva atrayéndome durante bastante tiempo, y que hoy, por muy poco, no le voy a ver. Aún así, gracias al compañero asturiano Cienfuegos, le visitaré en breve por otro itinerario diferente a este.
La Peña del Viento
Nosotros, ya comidos y descansados de la raquetada, comenzamos ahora a ascender a la cresta caliza que se nos presente a nuestra derecha, y que no es otra que la peña Los Fornos ( 1.928 metros ). Primero caminamos a media ladera evitando la perpetua nieve que parece tener esta zona de San Isidro todo el año, y luego ya nos subimos a la cresta para culminar en la cima, muy cerca ya de nuestro próximo objetivo, la peña´l Vientu.
 El Cascayón, nevado, a la izquierda, y el pico Fornos, humilde, en el centro.
 
                                           El magnífico Torres
Tanto desde la cima como en la verde collada de su derecha, las vistas hacia Picos de Europa y alrededores son buenísimas, así como de la verde Brañagayones que aparece bajo nuestros pies, bajo el pico Cantu l´osu, y rodeado de un imponente hayedo que desciende hacia Bezanes. Es realmente de las mejores vistas que tengo este año.
                                     Cresta de la Peña del Viento
Mientras vamos ya subiendo por las laderas de hierba de la cara oeste de la Peña del Viento ( 2.000 metros ) vamos contemplando el paisaje glaciar del puerto de San Isidro, bajo los blancos picos del Torres y Toneo. Es curioso el brutal cambio que se realiza en tan pocos metros, pasando de los ya primaverales campos de Brañagayones, sin apenas nieve, exceptuando el Tiatordos y el Cantu l´osu, a los invernales terrenos leoneses de Wamba y San Isidro, que se asemejan más a Diciembre que a Abril. Aún así, el sol le pega con fuerza y no tenemos ninguna queja atmosférica.
 
 
Llegamos a la cima de la peña tras unos pequeños metros de cresteo por una arista muy chula que también nos permite observar lel pico de La Rapaína, justo en frente, pico que también subiríamos, pero que sin crampones se nos iba a alargar un poco la cosa, y que tenemos que dejar para cuando la nieve nos deje algun metro más libre.
 
Desde la cima también vemos las paredes rocosas de Valdebezón y la Rapaona, muy atractivas y también muy nevadas. Y comenzamos el descenso hacia el collado de las Agujas ( 1.841 metros ), bello y solitario, solo acompañado por un rebeco que apenas se molesta por nuestra presencia.
                                                    Señor de las cumbres
Bajamos de la collada por el valle los Pozos deslizándonos con las raquetas facilmente. Aquí el espesor de la nieve es bastante considerable, a ello sumamos varios restos de avalanchas que nos acompañan casi hasta el el paraje de Los Fornos, ya en Wamba, punto en el que ya retomamos el camino de descenso hasta la carretera de San Isidro.
                                                Bajando a Wamba
Sin duda alguna, toda esta sierra que va desde el Torres hasta el puerto de Las Señales es muy interesante para realizar acitividades de montaña. Esta vez la nieve y el hielo nos han quitado de subir algo más, pero para la siguiente esperemos realizar una buena travesía que nos permita ascender a otros picos como La Rapaína, Rapaona o Remelende.
 
Nos despedimos de este gran valle invernal que ya en sus partes más bajas comienza a mostrar sus verdísimas praderas llenas de amarillos capilotes refrescados por multitud de manantiales y regueros que desbordan por doquier.

Duración aproximada: 6 horas ( con nieve )
Datos de Interés: Desde la collada del Acebal se puede ascender al Cascayón para pasar a Ubales, así como seguir por la línea divisoria entre León y Asturias hasta la cresta del Pico Torres.
La collada del Acebal también es accesible desde la parte asturiana de La Felguerina, Bezanes o Soto.
Hasta muy bien entrada la primavera, recomiendo el uso de material de nieve para esta ruta.
Hospedaje y comida en San Isidro, Isoba o Puebla de Lillo.

¡No dudes en compartirme! ¡Gracias!

13 pensamientos sobre “Peña´l Vientu por el Camino de Wamba

  1. Jorge

    Interesante ruta compañero, esa zona la desconozco pero queda guardada en la carpeta de “pendientes”,muy chulas las fotos y el rebeco ahí todo chulo ajja.
    Un saludo socio!!

  2. Cienfuegos

    Excelente actividad. La Peña el Viento la he subido varias veces y tengo que reconocer que es un mirador privilegiado. Como bien dices toda esa zona de Tarna a San Isidro da mucho juego, no dejes de hacer el tramo Rapaina-Rapaona, muy guapo tambien. Y la próxima vez que subas Wamba arrimate a conocer el lago Ubales, un rincón precioso.
    Un saludo

  3. Sara

    Héroeeeeeeeeeeeee, otra zona que me descubres el valle de wamba, que guapo!!! y que rutazas…las fotos impresionantes como siempre nos las traes….
    Y bien cierto es…que vamos pisándonos los talones este mes de abril, caminando por casi los mismos lugares, pues mientras tú estabas por aquí, nosotros bien cerquita en el Tiatordos, asi es que un día….hay que quedar y hacer algo juntos…pero ojo eh!!!! que soy medio “novatilla”jajajaja.
    A la vuelta del Tiatordos, estaba el puerto de Tarna y el de las señales repletito de montañeros y senderistas, y es que ya tenemos ganas de buen tiempo de seguidito, que ha sido muy duro y largo el invierno.
    Un placer nombrarte en mi blog, es lo menos que puedo hacer descubriéndome tantos magníficos lugares, como me estás enseñando, asi es que las garcias a ti.
    Un abrazote y como me ha gustado eso de León con su hermana Asturias…que gran verdaddddddddd!
    Besotes, muacksssssssssss

  4. Javier González

    Qué bonita ruta esta; la recuerdo con especial cariño y es una de esas excursiones que hay que hacer de vez en cuando. Las panorámicas son impresionantes y el acceso es relativamente sencillo. Como siempre, excelente tu reportaje. Un abrazo

  5. Alto Sil

    Preguntaba ayer (no sé qué hice que no salió el comentario), si la el nombre del valle de Wamba tiene alguna relación histórica con el rey visigodo Wamba. Comentaba también la belleza de las montañas que sueles visitar. Un saludo

  6. Héroe de Leyenda

    Jorge: Muchas gracias por pasarte y te animo a que la conozcas, te gustará, tiene muchas posibilidades para hacer! Saludos!!

    Cienfuegos: Tengo que volver para, como tu bien dices, conocer el Ubales, aunque igual este lo hago por los Arrudos con tiempo y tal, y para hacer la Rapaona, me encantó esa pared.
    Un saludo amigo!

    David: Muchas gracias por comentar y detenerte! La verdad es que siempre, salvo raras excepciones, merece la pena la soba!! jeje

    Sara: Tengo que ir al Tiatordos en menos de un més!! jeje. Me llama mucho la atención esa peña. Como te dije, me alegro muchísmo que os gustara Peñacorada, es más soba que este, pero es una peña obligatoria en León!!
    Tenemos que quedar un día, y hacer, por ejemplo, el Tresconcejos, entre León y tu querida Asturias!! jeje.
    Un saludo Sara!!!

    Javier: Muchas gracias por tu comentario. Era la primera vez que subía por ese valle, y me ha gustado mucho, he de volver. Un saludo compañero!

    Benatxo: En breve haremos una ruta tipo Peña Ubiña… así que ya hablaremos colegui Vadiniense! jeje

    Alto Sil: Buenas amigo, si te soy sincero no sé muy bien el origen del nombre. Sé que era un rey Visigodo y también que este camino comunicaba León con Asturias ya desde hace muchos siglos para evitar el paso de San Isidro, en concreto creo que esta pista baja hasta el pueblo de La Felguerina. Puede que ahí esté la solución y la relación, un camino creado en epoca visigoda??¿? Puede, pero no lo sé fijo. Te animo a que lo conozcas para ver esa belleza de montañas que de vez en cuando visito. En breve redactaré la ruta al Ferreirúa, ya más cerca de tu tierra, que también es otro topónimo que me gustaría comprender, sobretodo ese -úa- final, que aparece en toda la cornisa cantábrica.
    Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

  7. AristaCimera

    Otra de mis rutas pendientes que junto con tu clara y precisa descripción me animarán a realizarla muy pronto.
    Te me has adelantado por los pelos, hace unas semanas estuve apunto de realizarla y por problemas de la meteo nos dimos la vuelta y buscamos una alternativa.
    Un saludo

  8. Montañas de Gordón

    Enhorabuena Héroe por la rutaza realizada!!!
    Mira que he subido picos por esa zona… el Requejines, el Ausente, el Toneo, la Peña San Justo,el Pico Torres… pero esta me falta, y por como nos la has descrito tu la verdad es que tiene muy pero que muy buena pinta. Habrá que apuntarla para próximas excursiones… Un saludo y hasta tu próxima entrada…

  9. Miguel Bueno

    Es cierto, uno de los mejores reportajes, las vistas maravillosas.
    Hace años acabé bañandome en el lago de Ubales después de una gran subida, gracias por el recuerdo.
    Ya me gustaría volver a pasear por Brañagayones.

    Expresiones
    Piedra

  10. Héroe de Leyenda

    Mapache: Muchas gracias por pasarte y firmar. La verdad es que si tiene un bonito, la peña del viento, espero no encontrarme con una tormenta invernal ahí… 🙂

    Aristacimera: Normal que dieraís la vuelta, si es que solo hemos tenido esa semana buena en lo que va de año!! Espero que la puedas hacer pronto. Un saludo y gracias por detenerte a leerla 😉

    Gordonés: Pues mira, a mi me falta el Toneo, y en cuanto si quite un poco la nieve, iré a por él. Espero que puedas hacerla pronto y me des tu opinión. Un saludo colega y muchas gracias.

    MigueL: Bañándote en el lago?? Joer, que envidia. Creo que este año, con lo que ha caigo y la nieve que todavía hay, no creo que sea factible un chapuzón. Pero si me gustaría, y conocerlo! Al igual que brañagayones, que nunca he estado y me pareció un sitio muy agradable para dormir.
    Muchas gracias por firmar y un gran saludo amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *