Alrededor del Llagu Ausente

Uno de mis valles preferidos, uno de los valles leoneses con  más atractivos para el montañista ( y el esquiador ) y uno de los lugares más místicos de la cordillera es, sin duda alguna, el valle de Isoba y San Isidro, al norte de Puebla de Lillo.
Estación de ski, lagos de montaña, antiguos glaciares, reserva de caza… y una cadena de montañas límitrofes con los valles asturianos del Nalón y de Ayer, hacen las delicias de cualquier amante de la naturaleza, y más del caminante, como es nuestro caso.
 
              El gigantesco Torres preside todo el valle
 

Para la ruta de hoy nos trasladamos al aparcamiento, desierto en verano, de la estación de ski de San Isidro. A la entrada del magnífico circo glaciar de Cebolledo ( 1.640 metros ), hoy algo estropeado por las pistas de ski que atraen buena parte del año a miles de aficcionados leoneses, asturianos, castellanos, gallegos y portugueses.
 
                              Circo de Cebolléu
 
Ya en el circo, bajo la atenta mirada del Pico Toneo ( 2.094 metros ), cogemos una pista que se dirige hacia el oeste y donde ya se encuentra un cartel informativo del lago ausente y su entorno. Es una ruta señalizada por el parque regional de picos de europa ( PR-LE 26 ) y no tiene ninguna pérdida, aunque hoy intentaremos alargarla un poco.
 
                                  Camino al Ausente
 
Había venido en noviembre del año pasado a visitarlo y explorarlo un poco, pero era un día gélido y no pude disfrutarlo como hubiera querido. Además, en esa ocasión lo subí desde la carretera general, y el paseo tranquilo se convirtió en una aburrida subida por turberas encharcadas y brezales endemoniados.
Por eso, hoy, he comenzado esta ruta a uno de los lagos glaciares más importantes de León desde Cebolledo, sin apenas desniveles y con unas muy buenas vistas hacia la Peña San Justo, El Mampodre, La peña del Viento, La Rapaína o el Torres.
 
 
 A los 20 minutos del inicio de la pista sale un desvío señalizado hacia la peña de Requexines como una posible aproximación al lago desde lo alto. Me parece muy interesante ya que, sino, la ruta se me haría demasiado corta.
 
               Peñas de “Pascua”  incrustadas en el brezal
  
La subida al colláo que separa la cima del Requexines ( 2.026 metros ) del resto de la sierra de Sentiles  se realiza sin muchos esfuerzos en esta época del año a través de unas laderas llenas de peñonas que se asemejan a las estatuas de la Isla de Pascua.
 
                  Complejo turístico de San Isidro
 
El senderín va ascendiendo en altura y ya podemos ver una buena panorámica de los cercanos Picos de Europa, así como de varias sierras asturianas como la del Tiatordos o la del Cascayón, que esconde otro tesoro glaciar semejante al Ausente. Y es que estamos en medio de lo que debió ser una gran lengua glaciar que bajó desde Cebolledo hasta Isoba, causando la formación de estos bellos lagos así como la aparición del bloques erráticos en medio de los brezales que muestran la fuerza de desplazamiento de materiales del glaciar.
 
                             Efectos de erosión eólica
 
 Al llegar a la collada el paisaje parece que se estropea un poco hacia la otra vertiente de la montaña, pues aparece ante nosotros las viejas minas de Talco de Lillo, pero bueno, también aparecen otros nuevos paisajes más bellos como los bosques de haya de La Cervatina, inmemsos y verdes, que suben hasta los cordales que separan los valles del Porma de los valles de Tolibia de Arriba y Villaverde de la Cuerna, ya en el Curueño.
 
                            Isoba y su Peña San Justo
 
Comenzamos la última subida al Requexines por un terreno abrasado y erosionado por el hielo y el viento. El suelo se muestra blanco, la piedra se ha ido triturando y ahora varias terracillas en guirnaldas se esparcen por toda la ladera norte.
 
                   El llagu desde Requexines
 
En poco tiempo llegamos a la cima del pico, desde el cual vemos en todo su esplendor al lago ausente, pero también al lago de Isoba. Además descubrimos la Peña Ten, el Susarón, los valles de Puebla de Lillo y Redipollos… Y por otro lado el Bodón y las sierras del Curueño, y hasta peña Ubiña se deja ver un poco entre la neblina que empieza a entrar por Riopinos y San Isidro.
 
                   Puebla de Lillo, capital de esta montaña
 
Tras sacar unas cuantas fotos seguimos por la cresta, sobrevolando el lago, hacia la siguiente cima, el Pico Ausente ( 2.041 metros ), que tras bajar al collado que separa las dos cimas y luego subir unos pocos metros, se alcanza en poco rato.
 
                            Toneo y Requexines
 
Las vistas son semejantes de las del Requexines, pero ahora se ve mejor el valle de Lillo, la laguna de Robledo y la carretera que sube hacia Isoba bajo la peña de los Niales.
 
                              Cima del Ausente
 
Visto el lago por todos los ángulos posibles, sin apenas grandes esfuerzos y con unas vistas de la cordillera muy buenas, cogemos la ladera que nos desciende de las alturas hacia la parte oeste del lago, entre arandaniegas y brezales, y un senderín algo resbalidizo pero entretenido.
 
                             El llagu bajando del Ausente
 
En el lago nos mojamos un poco la cabeza y vemos los dos picos que hemos ascendido. Es un entorno único, mágico. Y el atardecer de este primero de Julio es cálido, haciendo que nos cueste abandonar este bello paraje.
 
 
 Desde el lago cogemos el sendero señalizado que nos devuelve a la pista inicial. El cierzo se está colando y jugando con los montes que se alzan sobre la collada del Acebal y sobre el mismo puerto de San Isidro, engalanando al Torres y haciéndole aún más bello si se puede ( me encanta este pico ).
 
                        Wamba, L´acebal, el Cascayón….
 
En 30 minutos llegamos al aparcamiento, el sol se esconde tras el Toneo y sin ninguna prisa desciendo por el viejo valle glaciar contemplando la ruta de hoy.
                          Primer atardecer de Julio en San Isidro

Punto de Inicio y de Llegada: Circo de Cebolledo ( Aparcamiento de San Isidro )
Duración aproximada: 3 horas
Datos de interés: La ruta al Ausente se puede realizar también desde la carretera de Isoba al Puerto a través de un terreno algo más empinado y lleno de turberas. En épocas de nieve es imprescindible raquetas. La ruta por el Requexines requiere un mayor esfuerzo que la normal.
Alojamiento y comida en Isoba y en el complejo hotelero del Puerto. Así como en Puebla de Lillo.

 

                                                         ( Pinchar para ampliar )

¡No dudes en compartirme! ¡Gracias!

4 pensamientos sobre “Alrededor del Llagu Ausente

  1. Sara

    Héroe….que suertudos somos de tener a tiro de piedra de nuestras casitas, esas preciosidades….las fotos una pasada y ese atardecer de julio en San Isidro ha sido bien precioso y muy buen aprovechada la jornada entera, si señor.
    Un lujazo seguir tus pasos, prontito quiero acercarme por esta zona no muy visitada por mi, hasta el momento, sigue abriendo caminos amigo.
    Qué tal ese veranito?
    Con calorrrrrrrrrrrrrr, que gozada.
    Un abrazote inmenso

  2. AristaCimera

    Con tu permiso, utilizaré esta entrada de guía para darme una vuelta este veranito, aunque saldré del pueblo de Villaverde de la Cuerna, ya que en invierno por cuestiones de la luz solar no me dió tiempo a reconocer esta zona.
    Preciosas fotos y gran detalle.
    Un saludo.

  3. Miguel Bueno

    Como siempre un disfrute tus salidas a la montaña, sabes traernos una pizca de la belleza de tus tierras.
    La toma “erosión eólica”, diría mejor que es una formación periglaciar en “derrubios de gravedad” o “glaciar rocoso”, es parecida a la denominada “pistas de vacas”.

    Expresiones
    Piedra

  4. Héroe de Leyenda

    Jonantan: Si, de pequeño las distancias engañan y todo es enorme, pero de mayor, si se sabe ver, todo es enormemente bello! jeje
    Un saludo compañero.

    Sara: Muchas gracias como siempre Sara y si, tenemos suerte de tener eso bien cerca, la ruta la hice después de comer en León y a las 9 ya estaba por aquí de nuevo!
    Espero que vayas pronto y que la disfrutéis tanto como yo, ese lago es precioso.
    Un saludo Sara y un abrazo.

    Aristacimera: Es un honor de que utilices el repor para guiarte 🙂 Desde villaverde tambien es interesante, se veía la collada de Valporquero bastance cerca. Y esa sierra que va hasta el Agujas es bastante atractiva.
    Un saludo y muchas gracias!

    Miguel: Crees que ese terreno tan castigado es fruto de la acción de los glaciares? Yo pensaba que era más bien del viento y el hielo… Es un tema muy bonito, me gusta saber sobre la tierra que pisan mis botas y su historia geológica.
    Muchas gracias por opinar y comentar. Un saludo amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *