Paseo a la Laguna de Lago de Babia

Llegar a Babia
Para llegar al enorme valle babiano, que se desliza entre Peña Ubiña y el puente de Las Palomas, decidí adentrarme por el Puerto de La Magdalena, legendario puerto de grandes nevadas que divide Babia de Omaña, comarcas diferentes pero hermanas, que comparten picos, puertos, tradición y hermosura.
Desde ahí, en vez de bajar hacia Rioscuro de Laciana me desvié a través de Los Bayos para aterrizar en Babia, en el hermoso pueblo de Peñalba de Los Cilleros, villa señorial y con mucha historia reflejada en sus nombre “Los Cilleros”, referencia a aquellos funcionarios encargados de recaudar los impuestos al pueblo en los pasados siglos.
 
Antes de llegar a estos pueblos de Babia, en la bajada desde las alturas de la sierras de Los Bayos, se pueden ir divisando ya las cumbres que crecen al otro lado del valle, que no son otras que el famoso Cornón y Muxivén, terrenos fronterizos con Somiedo, llenos de brañas e historias de osos y pastores.
 
Estampa del macizo de Ubiña en su vertiente babiana

Estampa del macizo de Ubiña en su vertiente babiana

 
Al llegar a Cabrillanes, capital administrativa de esta parte de Babia, la carretera muestra dos opciones para el viajero, seguir hacia San Emiliano o seguir hacia Piedrafita. Decantándose por la segunda opción, aparece a mano derecha un cartel que indica “Lago de Babia“.

Piedrafita de Babia

Piedrafita de Babia en invierno


Lago de Babia
Lago de Babia está subido en lo alto de un valle lateral, compartiendo lugar con el pueblo de Las Murias.
 
                  Llegando al lago. Al fondo, el cierzo somedano.

Lago de Babia, como su propio nombre indica, es un lugar que cuenta con un pequeño laguín de origen glaciar al norte del pueblo. Para llegar a él casi no es necesario ni bajarse del coche puesto que existe una buena pista que finaliza en su orilla. Pero el viajero, en este caso, ya está algo harto de hacer quilómetros, y decide aparcar el automovil en el pueblo, bajo la sombra de una nogal y al lado de un paredón de piedra de toda la vida. Calzo las botas y me dispongo a andar silenciosamente entre las pocas casas del pueblo, que seguramente anden en plena siesta veraniega.

 
 
La subida al lago es corta, apenas un kilómetro, y en seguida se pone uno al lado de sus remansadas aguas.
Caminar por su orilla es todo un placer. El lugar es tranquilo, sosegado, solo alterado por el salto de las ranas que se tiran de cabeza al agua a medida que el caminante va recorriendo la orilla.
 
 
 
Aunque de los lagos de Babia quizás este no sea el más espectacular (quizás la laguna de Las Verdes gana en belleza), se ha de reconocer que la Laguna Grande, que es nombre oficial de este pequeño lago, es un entorno natural privilegiado y muy adecuado para que el caminante se olvidé de cuantos problemas le puedan atañar. Además de ser punto de interés natural, esta laguna guarda una vieja leyenda que cuenta que…

estando una brañeira amamantando por estos lugares a un recién nacido, dejó a este bajo un arbolín mientras ella iba a realizar sus labores. Al rato oyó llorar al niño, fué hacia él y vió la terrible escena de una culebra metiéndose por la boca del niño, parece ser que en busca de la leche materna recién absorvida por la criatura. La brañeira, enfurecida y colérica, soltó tales gritos y tales llantos hacia el animal, que maldijo el lugar, haciendo que la tierra se abriera e inundando aquella braña para siempre, dando lugar a la laguna que es hoy…
 
       La Laguna desde la collada que la separa de Cacabiecho

Situada a 1.440 metros de altura, y rodeada por las peñascos de Peña Grachera y Peña Larga, la Laguna Grande permite ver al viajero, si este se acerca un poco a la collada que cierra el valle por el norte, el valle del recién nacido Río Sil, que baja entre desfiladeros calizos del alto pueblo La Cueta, pasando por el barrio de Cacabiechu y que llega Vega de Viejos para que el río que baja del puerto Somiedo le propicie más agua en su aventura hacia el Atlántico.

 
         La veiga de Cacabiechu, ya en el valle del Sil.

Ver todo este paisaje desde esta pequeña colladina encima de la laguna es bastante interesante. Pero el caminante, en este caso, no se conforma con las vistas que desde aquí se divisan y va intentar “engaramarse” a la Peña Larga para ver algo más.

 
              Confluencia del Sil con el río del Puerto

Peña Larga (1.735 metros) es una delgada arista caliza que cierra el valle de Lago por el oeste, separándolo de Vega de Viejos y de Piedrafita, por lo que se presume que puede ser un buen mirador para saciar la sed de horizontes del caminante.

 
         La Veiga de Viechos

La subida, algo llena de pinchos y piornos, no es demasiada dificultosa , y se llega a la cima tras alguna que otra parada para divisar lo que uno va dejando a sus espaldas: El CORNÓN, techo de Laciana, frontera con Somiedo, que áun guarda algún nevero. Y el MUXIVÉN de Lumajo, mítica montaña, visible incluso desde las alturas de La Pola de Gordón.

 
                 El pico Muxivén, ya en Tsaciana.

También, mirando hacia el noreste podemos ver esa niebla tan asturiana que se adentra por los valles de La Cueta, tapando en parte las peñas de La Crespa y La Orvia.

Desde la cima, hacia al sur se ven las anchas praderas Babianas de Cabrillanes y Piedrafita, así como la hoya que se forma cuando el Sil entra en Laciana. También vemos Lago de Babia y por supuesto la laguna justo debajo de nosotros.
Se puede decir que ya conocemos este paraje notablemente con esta pequeña ruta.
 
          El lago y las montañas de La Cueta

 La cima de Peña Larga y al fondo la sierra de la Filera.


La bajada requiere un poco de pericia, también incrementada por la ignorancia del caminante sobre el terreno. Pero en breve se llega a los prados de pasto de encima del pueblo, sin necesidad de volver a bajar a la laguna.

                    Piedrafita de Babia

 Lago de Babia y el gran valle Babia

Arranco el coche y el viajero se despide de estos lugares donde el Sil y el Luna compiten en fuentes y en pueblos, de estos lugares donde la leyenda, la niebla y el silencio llevan conviviendo durante milenios.

Hasta pronto Babia.

 

(Pinchar para ampliar)


Tiempo aproximado: 2 horas y media
Punto de origen: Lago de Babia
Alojamiento y buen comer: Cabrillanes, Piedrafita de Babia, San Emiliano, Huergas de Babia, Villablino.

¡No dudes en compartirme! ¡Gracias!

15 pensamientos sobre “Paseo a la Laguna de Lago de Babia

  1. Javier González

    Ya tengo delito no conocer este lago y en alguna ocasión si que me he plantado acercarme. Tampoco conocía la bella leyenda que lo justifica.
    Como siempre, un placer leer tus crónicas.
    SAludos

  2. vidal

    Muchas Gracias, Héroe, por dárnos tan bella “excusa” para volver a visitar la Babia!!!… Muy guapo lugar!!!… Saludos Esgalleros!!!…

  3. Carlos

    Joer, la verdad es que esta zona es preciosa. A ver si en alguno de mis viajes a Asturias me desvío y la veo.
    Las fotos espectaculares, aunque ese cielo tan azul y tan limpio ayudaba bastante, eh?
    Un saludo.

  4. Miguel Bueno

    No me quedaré en Rioscuro, mejor por Peñalba me voy a la veiga de Cacabiechu y ya en Babia, sin prisa, oiré el murmullo del viento a la sombra de los árboles.

    Expresiones
    Piedra

  5. Sara

    qUE BUENA TIERRA por la que has hecho sendero hoy, que guapo….perderse en Babia es siempre acertar…que ganas le tengo al muxivén…a ver si nos ponemos a ello…a ver si montañero gordonés…mi paisano se recupera de la racha y viene con nosotros y hacemos esa cima.
    En cuanto a el valle del silencio en Robledo tienes que ir héroe de leyenda…te encantará…de esos días que apetece dar un paseo y quedarás maravillado, es preciosa… y la que hicimos este finde otra preciosidad… a ver si cuelgo la ruta antes del viernes.
    Perdona mi ausencia pero ya sabes que tenemos muchos frentes abiertos y que mi cuenca está sufriendo mucho, parece que esto se tranquiliza un poco aunque creo que no será por mucho tiempo.
    Te dejo mi abrazotedecisivo y una vez más… me ha encantado tu ruta.

  6. Cienfuegos

    Precioso lago. No lo conocía. En relaidad por esa zona tengo andado poco: Muxiven, la zona de La Cueta y poco más, pro me ha gustado ese rincón. Perfecto para un paseo corto.
    Un saludo

  7. Héroe de Leyenda

    Javier: Muchas gracias por tu comentario. Pues yo también tardé en conocerlo, pero he de volver esta primavera, cuando tenga más agua, al igual que la las verdes. Un saludo.

    Vidal: Gracias a ti por tus fantasticas fotos de tu blog, lo mio solo es puro entretenimiento de caminantes… jeje. Un saludo, y vuelve a Babia, que tiene mucho mucho… 🙂

    Carlos: El día estaba fantastico, si. Y esos paisajes ayudan mucho en las fotos. Pues está a lado del puerto de somiedo, te lo recomiendo, para subir a comer el bocata ahí! jeje. Un saludo.

    Miguel: Bien dicho, bellas palabras tuyas, como siempre! Espero que lo visites pronto, te encantará. Gracias y un saludo.

    Sara: Hola amiga, es que Babia es mucha Babia, a mi, junto con Riaño, de lo mejor de León.
    Las cuencas llevan así años… y los remedios habían de haber llegado antes, pero bueno, es lo que tenemos por tener estos politicos… en fin.
    ánimo y un abrazo!

    Cienfuegos: A mi me queda mucho por conocer del entorno del puerto de somiedo… espero esta primavera darle caña. Este lago es tan solo un aperitivo, jeje.
    Un saludo compañero.

  8. javi martinez

    Hoy he conocido este pequeño rincón de León y te aseguro que no desmerece a la laguna de las verdes. Sus aguas estaban completamente heladas dando la sensación de que el tiempo se había parado, no había ruidos de civilización y una débil brisa acariciaba mi cara. Mi único pero es que tendré que volver pues la cámara de fotos se quedó sin batería

    1. Héroe de Leyenda

      Llego un año tarde… espero que me perdones Javi! jeje
      Me gusta más la de las Verdes, aún así, está tiene un encanto diferente, no sé. No la he visto helada, me gustaría.
      Espero no olvidar cargar la batería…
      Un saludo!

  9. bernardo

    Qué decir…..del pueblo que me ha visto crecer…algo dentro de mí se entristece por estár lejos, en cada foto me veo con mis hermanos, recorriendo cada metro de esas montañas…gracias por darlo a conocer y no dejeis de visitarlo..saludos.

    1. Héroe de Leyenda

      Hola Bernardo,
      en primer lugar muchas gracias a ti por pasarte por La Senda y comapartir tus recuerdos en este lugar que tanto me gustó y tengo ganas de volver de nuevo.

      En segundo lugar, me gustaría hacerte una pequeña preguntilla:
      Hace un año coincidí con un chico de Lago de Babia pero que vivía en Oviedo subiendo a la braña de Zarameu. Por casualidad no serás tu? O igual le conoces??

      Un saludo.

      1. bernardo

        Hola de nuevo, pasados 3 años de este comentario, disculpa por no contestarte en su momento, respondiendo a tú pregunta, Carlos, si lo conozco, vive en Oviedo si, sus padres tienen casa en Lago y él una casa en las Murias, un buen amante de la naturaleza y buen amigo de la infancia….. Un saludo

        1. admin Autor

          Hola Bernardo, nunca es tarde! jeje

          A ver cuando me paso por ahí de nuevo, este invierno con la nieve estaría genial.

          Un saludo para ti y para él.

  10. miguel angel

    Bonito y detallado reportaje amigo, pero kilometros es con “k” en vez de con “q”. Eso da mala impresion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *