Mar y montaña en el Sueve

  • Lugar: Sierra y franja costera del Sueve
  • Concejos: Parres, Colunga, Caravia, Piloña y Ribadesella
  • Provincia: Asturias
  • Duración aproximada: 4 horas (ida y vuelta al Pienzu desde El Fitu)
  • Sentido de la ruta: lineal
  • Dificultad: Media Montaña
  • Entorno: Alta montaña, bosque, playa y acantilado.

 


 

CIMG3696La sierra costera del Sueve, con una altitud máxima de 1.161 metros de altura sobre un nivel del mar que se encuentra a apenas 4 kilómetros de su cumbre, es uno de los espacios naturales más atrayentes de la Asturias de montaña y mar.

Forma parte de esa Asturias que pertenece simultáneamente al interior montuoso cantábrico, con el macizo de Picos de Europa a apenas 15 kms de distancia, y al mundo de la mar cantábrica, con una línea de costa entre Ribeseya y Llastres que bordea la cara norte de esta sierra de 80 km2.


Una sosegada vaca dando la espalda a tierras riosellanas

Una sosegada vaca dando la espalda a tierras riosellanas

Enclavada en el oriente asturiano, pertenecen sus terrenos a varios concejos que se reparten esta delicia de senderistas y aficionados a la naturaleza. Al norte y el oeste Caravia y Colunga, al sur Parres y Piloña, y al este Ribadesella. Todos ellos forman parte de la Comarca del Sueve, la cual brinda al visitante otros puntos de interés turistico como son el río Sella y su descenso en piragüa, las huellas de dinosaurio plasmadas en las playas de Colunga o la belleza de uno de los considerados pueblos más guapos de España: Llastres.

La Isla

La Isla

El Sueve y la Griega desde Llastres (Colunga)

El Sueve y la Griega desde Llastres (Colunga)

Es por todo ello por lo que una jornada en este rincón astur puede convertirse en una fiesta de sabores de mar, montaña, río y turismo rural reunidos en un corto y cercano espacio físico.

De nosotros dependerá elegir el orden de las actividades, bien playa por la mañana y sendero por la tarde o al revés. Sea como fuera, siempre vamos a tener la referencia de dos puntos en el paisaje, que son la figura del Sueve y el pueblo de Llastres tendido al borde del mar cantábrico como si de él tomara las raíces que levantan sus calles y casas.

Arenal de Morís

Arenal de Morís

Vamos a conocer un poco más a detalle qué ver, donde caminar o nadar en este pequeño mundo del Sueve.


La Sierra

Catalogada como uno de los sistemas montañosos con más altitud del hemisferio norte en relación a su corta distancia al mar, el Sueve es también vigía y perfecto mirador de gran parte del Principado de Asturias y la cordillera cantábrica, llegando la vista a las cumbres del Mampodre, ya en León o al macizo de Ubiña. Pero es quizás la visión simultánea y paralela del macizo occidental de los Picos de Europa y el infinito horinzonte del océano Atlántico, lo que más atrae de esta montaña que encuentra en el Picu Pienzu su máxima cota, pero que también puede ser disfrutada desde el popular puerto del Fitu.

Picu Pienzu

Picu Pienzu

Picos de Europa desde el Sueve

Picos de Europa desde el Sueve

La sierra del Sueve en una montaña caliza. En su interior se combinan terrenos de pradería y roca en las alturas, mientras que en sus oquedades y vallinas se han formado ricos bosques de texu y acebo al mismo tiempo que un fantástico bosque de haya en su vertiente este conocido como la biescona, el cual se convierte también en otro dato de interés, pues es el hayedo más cercano al mar de Europa. Lo mismo hay que decir con el tejo, tan querencioso a terrenos calizos como este.

Gamos y caballos en el Sueve

Gamos y caballos en el Sueve

Parece que todo en el Sueve es irrepetible, y es que sus fabulosas vistas hacia tantos otros lugares atrapan la mirada y los pensamientos de cualquier persona durante varios días.

Los habitantes del Sueve también son merecedores de atención. Aquí resistió casi hasta el borde de su extinción el caballo autóctono de estas tierras, l´Asturcón. Hasta que a mediados del siglo pasado comenzó una campaña de protección de la raza y repoblación a otros lugares asturianos.

El asturcón se ve acompañado de un nuevo visitante en el Sueve, proveniente de otras latitudes más sureñas y que a día de hoy es tal su población que está poniendo en riesgo el desarrollo de especies vegetales como el tejo. Estamos hablando del Gamo, cérvido alóctono con el que tropezaremos en muchos de los paseos que demos por esta montaña.

Sendero desde El Fitu

Sendero desde El Fitu

La ruta de ascensión a la cima del Sueve más popular y sencilla se traza desde el Puerto del Fitu, que une los conceyos de Parres y Caravia a través de un paso de montaña de 574 metros de altura. Desde este punto surgen varios senderos que desembocarán en las praderas de Bustaco, sobre el valle donde se encuentra la biescona por un lado y el horintal desplome hacia el pueblo de Cofiño.

CIMG5485

Terrenos de Piloña con el telón de fondo de la cordillera en términos de Ponga

CIMG4093

Hacia Ribadesella en los primeros metros de la ruta

Desde este lugar comienza una llevadera pero larga cuesta a la base caliza del Picu Pienzu, que se accede llegando al collado Beluenzu a través de una buena pista primero, y luego entre pequeños senderos y con posibilidad de alguna pequeña trepada para alcanzar la gran cruz que corona toda esta sierra y nos da alas para deleitarnos a vista de pájaro del paisaje que se abre en el horizonte.

CIMG5491

Conceyu de Caravia


La mar

 

Pocos lugares ofrecen al amante de la naturaleza tal posibilidad de compaginar en una sola jornada experiencias de montaña y mar-playa. Así que consideremosnos afortunados si estamos en esta comarca un día de sol (las nubes son bastante frecuentes en toda esta franja oriental asturiana) y podemos refrescarnos en una de las muchas playas que brotan a los pies del Sueve.

Arenal de  Morís

Arenal de Morís

En Caravia se encuentra el Arenal de Morís, donde verde, amarillo y azul pintan el paisaje que se ve rizado por el oleaje constante de este tramo costero. Desde este punto en línea recta, y aunque nuestros ojos no puedan contemplarlo, se encuentra un mundo submarino aún más apasionante que el que se refleja en el exterior. Hemos de saber de que estas aguas albergan una de las profundidades más impactantes de la costa ibérica, la fosa de Carrandi, hogar del legendario calamar gigante o “kraken”, que lejos de cuentos marineros, vive hoy en día en alguno de estos furacos marinos que llegan a los 4.000 metros de profundidad a apenas 30 kms de la costa.

La Isla

La Isla

Quizás el punto más vistoso desde el Pienzu haya sido La Isla, localidad del concejo de Colunga que cuenta con una guapa playina con isla incluida, desde la cual puede realizarse una ruta litoral que nos llevará a otra de las playas de este concejo, La Griega.

CIMG3678La Griega, entre Colunga y Llastres, es reconocida internacionalmente por albergar huellas de dinosaurio entre sus pedreros. Al mismo tiempo, cerca de ella, se encuentra el Museo del Jurásico Asturiano, por si queremos informarnos mejor de este regalo del pasado.

Siguiendo hacia el occidente nos encontramos con una parada casi siempre obligatoria en estas tierras, el pueblo marinero de Llastres. Un pueblo pesquero convertido en una referencia turística del norte de España. Las vistas hacia el mar desde sus calles empedradas y balconadas, o las mismas vistas hacia La Griega y la silueta omnipresente del Sueve, son regalos para los ojos.

La Griega

La Griega

Llastres desde La Griega

Llastres desde La Griega

Sin duda alguna, el Sueve es un impresncidible de la montaña y la costa cantábrica. Un espacio soñado por todos aquellos que no quieren renunciar a la montaña y al mar en un mismo espacio de tiempo y terreno.


¡No dudes en compartirme! ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *