Puerto de Agüeria / Güeria desde Bueida

 

El secreto mejor guardado de Ubiña

Y es que así podríamos denominar a los majestuosos puertos que la naturaleza y el hombre han creado para cerrar la terminación norteña del gran macizo ubiñense en términos asturianos de Quirós.

Visible desde pocos sitios a no ser que nos “empenemos” en las alturas de Rueda, Fariñentu o Ranchón, el puerto Güeria o Puertos de Agüeria se materializa en un acto de fe para el senderista que aún no lo conoce y que no logra imaginar la profundidad y espacio que ocupa tal perfecto lugar entre una verdadera muralla de cumbres de más de 2.000 metros de altitud.

DSCN0938

En sus jardines, Güeria alberga grandes pastos, brañas, acebales y teixidales, lagos (chegos) y llamargos… y sobretodo inmensidad. Una inmensidad que apenas se divisa hasta que estamos dentro de ella, pues para acceder al puerto o los puertos de Agüeria (Güeria en el país) hay que andar previamente una hora larga entre las densas biescas quirosanas surcadas por potentes arroyos de alta montaña.

Bueida, puerta de acceso oeste

Los accesos más cómodos a este puerto de alta montaña cantábrica situado a una altura aproximada de 1.500 metros y rodeado de cotas de hasta 2.400 metros, se cuentan con la mitad de los dedos de una mano.

Remontando el valle de Quirós y llegando al pueblo de Santa Marina, vemos comos dos ríos llegan a tal lugar y abren dos consecuentes valles que siguen subiendo en paralelo.

El de la derecha es el de Ricabo, ligeramente más al oeste del gemelo valle de Lindes. Estos valles, ríos y también pueblos, son las dos puertas de entrada a Güeria más comunes. Otra entrada podríamos obtenerla desde los pueblos lenenses del valle del Huerna, a través del puerto de Valseco.

Hórreo en Bueida bajo el Campu Faya (1.942 metros)

Hórreo en Bueida bajo el Campu Faya (1.942 metros)

En este reportaje voy a intentar plasmar la subida desde Bueida hasta la col.lá l´Ingleu, un buen mirador de la parte más occidental de Güeria.

mapa fueria

De Bueida a Buxalve, pista y sendero forestal

Desde el quirosano pueblo de Bueida (760 metros) sale una pista hacia el sur, remontando el río proveniente de las tremendas paredes calizas emergentes por encima de los bosques a donde se dirige el camino.

Desde Bueida hacia la montaña que bordearemos por su lado izquierdo para internarnos en Güeria

Desde Bueida hacia la montaña que bordearemos por su lado izquierdo para internarnos en Güeria

Esta es la pista cuyo destino es la ermita de Trobaniel.lu y el puertu Ventana, lugares límitrofes con los vecinos concechos de Teberga (Asturias) y de Santumil.lanu (Babia, León).

Utilizaremos en parte este camino para dejarlo en el cruce de los Garrafes, a 915 metros de altura (lugar interesante en el deshielo primaveral – Ver este Reportaje de JFCAMINA ), donde cogeremos el camino “algo más rural” que se inicia a nuestra izquierda y asciende sin dilación por Las Infiestas entre prados y bosques.

CIMG9180

Hemos llegado ya a tener sobre nuestras cabezas los gigantescos paredones rocosos del Campu Faya (1.942 metros) y el Pico sobre´l Tambarón (2.005 metros). Estas montañas son el comienzo del macizo de Ubiña, una larga sierra que aquí comienza a elevarse por el oeste y que pronto irá curvando hacia el sur, formando un impresionante arco sobre Güeria, que ya se encuentra a poco más de una hora de este lugar.

A nuestra izquierda vamos percibiendo la proximidad de una de las montañas más inmensas y llamativas de la cordillera cantábrica, la cual tiene su propio lugar bien delimitado del resto de montañas de Ubiña. Es Peña Rueda (2.152 metros), un perfecto coloso calizo para contemplar todos estos terrenos de Quirós.

CIMG9173

Llegamos a Buxalve por la parte izquierda del valle, pues la parte más occidental, la que va pegada a la base de las montañas de los Güertos del Diablu, la utilizaremos para la vuelta.

Aquí la vegetación comienza a reducirse en altura y los carrascos y teixos (acebos y tejos) toman el relevo al haya, como también la pradería, la que utilizaremos a modo de pasillo para seguir ganando altura cercanos a la falda de Peña Rueda.

Panorámica desde la Col.lá l´Ingleo

Dejadas atrás las cabanas de Buxalve, la siguiente “población” es la braña de La Cardosina. Pero para divisarla hay que subirse a lo alto de l´ingleo (1.632 metros), el cual es un curioso mirador de esta parte del Puerto Güeria, perfecto lugar para deleitarse con la linea de cumbres que va desde el Tapinón hasta el Fontán, pura alta montaña.

21618429_10155570650292319_1839622679_o

La Cardosina se encuentra 100 metros por debajo de esta collada. Alrededor de esta brañina surgen rodales de acebo que se elevan y se sumergen en altos y depresiones de variados nombres (Joyos de Colines, de Cueva Palacios…). Sobre ellos se elevan cumbres tan llamativas como el Fariñentu (2.159 metros), unido a otras por finas crestas, deleite de montañeros.

CIMG9188

Hacia el Este se divisa la entrada desde el pueblo de L.lindes. De hecho el río de la Cardosina ya se dirige hacia este pueblo, y no hacia Bueida, de donde venimos (pronto descubriremos las fuentes del río de Bueida).

CIMG9192

Y hacia el oeste, a nuestra derecha, siguen implacables los blancos paredones de los Huertos del Diablo y el Ranchón. Tremendas montañas hacia donde partirán nuestros pasos para empezar el viaje de vuelta.

CIMG9199

Vuelta a Bueida por la Trelda y L.laseiru

Vamos a descender 300 metros de altitud en dirección oeste para conocer los alpinos parajes de la laguna de la Trelda, bajo las impresionantes paredes del Ranchón y los Huertos del Diablo.

En dirección a la laguna de la Trelda

En dirección a la laguna de la Trelda, a la cual se accede pasando la loma con monte bajo

Existen senderos que sin muchas complicaciones nos conducirán a este valle escondido que no se aprecia por la subida realizada por el camino de ida. De hecho, para el que no sepa de su existencia, puede parecer que el monte de acebos que flanquea al impresionante tajo por su izquierda está pegado a la caliza, ofreciendo una sensación de continuidad espacial que para nada se ajusta a la realidad.

Asomándonos a las profundidades

Asomándonos a las profundidades

El lugar es soberbio, con un marcado carácter glacial y alpino. El agua suele brotar con fuerza y sin miramientos del interior de rocas calizas y los abundantes llamargos (palabra asturleonesa para denominar terrenos húmedos), siendo el más importante el conocido como La Trelda, el cual ya adquiere el grado de laguna. Será seguramente preciso rodearlo para atravesarlo, pues es fácil empantanarse.

Es en estos lugares donde también afloran (aparte de una diversa y endémica flora de alta montaña) leyendas sobre vacas o toros que fueron tragados por la laguna (laguna de Praorencuenco, en Carande – León) o incluso de ejércitos enteros ahogados en el tremedal (laguna de la Veiga´l Palu, Caboalles de Arriba – León).

CIMG9209

Desde los llanos de La Trelda hacia las verticalidades imposibles

Desde los húmedos llanos de La Trelda hacia las verticalidades imposibles

Aquí se encuentra ganado ecuestre y bovino junto con algunas viejas cabanas, conformando la mayada  de L.laseiru. Nada más pasar estas construcciones y camperas, el bosque toma el relevo a la roca y el prado, y hay que cruzar el río para ir paulatinamente descendiendo por el lado derecho (Este) del curso fluvial.

Descenso al camino de ida

Descenso al camino de ida

Ha de encontrarse un camino fitado que da salida a las camperas entre Buxalve y L´Ablanosa, donde tomaremos el camino de ida.


¡NO TE PIERDAS!

MUY CERCA DEL PUERTO DE GÜERIA

 

PENA RUEDA DESDE L.LINDES
CIMG4132
TAPINÓN

CIMG9043

HUERTOS DEL DIABLO Y RANCHÓN

Desde la cima de los Huertos del Diablo se divisa el valle de Ricao al detalle

Desde la cima de los Huertos del Diablo se divisa el valle de Ricao al detalle

 

 

 

¡No dudes en compartirme! ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *