Valles y cumbres de Reyero – León

El valle secreto: Arianes

Siempre me ha gustado esta parte de la montaña oriental leonesa tan poco frecuentada en libros, blogs y publicaciones. por lo tanto, tan salvaje, solitaria y siempre dispuesta a ser descubierta por los no oriundos de este precioso valle del alto Porma.

El valle de Arianes es esos de esos mundos alejados de la carretera principal, donde, en principio, mueren los caminos, y las montañas rodean a los pueblos a modo de muralla, aislándolos del ya de por si despoblado valle del alto Porma.

Valles y montañas de Reyero, en el Parque Regional de la Montaña de Riaño y Mampodre

Valles y montañas de Reyero, en el Parque Regional de la Montaña de Riaño y Mampodre

Es Reyero el ayuntamiento que reagrupa a los pueblos de Pallide, Viego y Primajas. Aldeas de alta montaña cantábrica con curriculum de lucha leonesa, trashumancia y caza.

Las montañas de Reyero limitan con las vecinas del Alto Esla, en concreto con Lois, Ciguera y Corniero, y son unas perfectas atalayas para divisar escenarios de montaña bucólicos, al mismo tiempo que dan mucho juego para disfrutar de la fauna local, especialmente venado y rebeco.

Lo mejor de esta ruta

 

⇒Las grandes vistas sobre el recóndito valle del río Dueñas, donde se asienta Lois

⇒La apacible subida por Valderriero y el no muy trabajoso cresteo desde La Joya a Peña Terrionda

⇒El frecuente avistamiento de fauna 

⇒La posibilidad de hacer vuelta por diferentes lugares

Duración y distancia

Longitud: 8 kms aprox.

Duración: 4 horas

Desnivel: 500 metros aprox.

Entorno: Fondo de valle y sierra caliza

 

Sin título

 

Surcando Valderriero: camino Lois

Renombre y apellido tiene Reyero (1660 metros) en toda la montaña leonesa y hasta en América. Amplios pastos, puertos y vegas hicieron de estos pueblos montañeses guardar provisiones en aquellos arcones de madera con los que muchos crecimos en los pueblos.

Hoy, aunque en Reyero sigue habiendo ganado, el tiempo ha desfigurado bastante la vida tradicional y en constante contacto con la naturaleza que aquí reinó durante siglos.

Dejando el vehículo estacionado en frente de la iglesia, si cogemos la calle que sale por la parte trasera del sagrado edificio, daremos con la pista que hemos de seguir hasta los límites de la cuenca del Porma con la del Esla.


DSC00984

Comienzo de la pista de Valderriero

Comienzo de la pista de Valderriero


Por lo tanto, no ha de haber lugar de confusión en este tramo de la ruta que será el 70% de lo que hagamos en ella.

El valle en cuestión se llama Valderriero, valle de alta montaña, con frutales, río y pastos en el fondo del mismo, y roble y caliza en la parte superior. Pero ojo, porque no lo vamos a ver todo desde el camino.


DSC00937


En la parte izquierda del valle, sobre las peñas calizas que iremos dejando a un lado, se encuentra Valdehiguende, un puerto pirenaico de gran belleza y con muy buenas vistas, el cual, también podríamos utilizar para descender en la vuelta. No en vano, esta sería una ruta establecida por el parque regional (PR- LE – 18).


DSC00939

La pista de Valderriero, amena y llevadera, nos va a conducir, por lo tanto, a varios lugares según nuestras preferencias. Pero lo primero que debemos hacer es llegar a la Collada de Lois (1.531 metros) para fijar los objetivos.

 

Ascensión a las peñas: entre Esla y Porma

Llegamos a la Collada de Lois, puerta de entrada a otro de los valles más afamados de la montaña leonesa. Perteneciente al ayuntamiento de Crémenes, Lois es la cabecera del valle del Dueñas, afluente del Río Esla. El marco natural de esta valle, bajo los murallones rocosos de Las Pintas y salpicado de hayedos y pastos, es arrollador.


DSC00943

Pero también es preciso apuntar la importancia cultural de Lois, con su “catedral de la montaña”, la “casa del humo” o la cátedra de latín que aquí se impartía para gran parte de la provincia leonesa y aledañas.

Con unos prismáticos, en los lugares más altos de la collada, podremos divisar perfectamente el casco urbano de esta pueblín.

Lois invernal

Lois invernal

Para continuar nuestra ruta nos hemos de dirigir, ya campo a través, hacia nuestra derecha (Este), siguiendo la alambrada, en dirección a las peñas calizas que nos esperan.

DSC00945

Vamos a ir cogiendo una dinámica de ir a dos aguas en casi todo este tramo, pudiendo hacer las cimas que veamos convenientes (todas ellas tienes grandes vistas hacia las dos cuencas). Pero también podremos tomar atajos por las variadas dolinas o “joyas”, que es el nombre tradicional que aquí reciben estos lugares hundidos (jou, fueyu, foyo… todos ellos derivian del asturllionés).

Grandes panorámicas de la Montaña de Riaño

Ya en pleno contacto con la caliza, en poco tiempo vamos a poder asomarnos a guapos balcones sobre el valle del Esla y en primerísimo término, el del río Dueñas.

Ciguera bajo los murallones de Las Pintas y Llerenes

Ciguera bajo los murallones de Las Pintas y Llerenes

Una de las primeras panorámicas, y la más llamativa, será la del pueblo de Ciguera bajo la mole caliza de Peñas Pintas, a 1.987 metros de altitud, siendo esta una de las montañas más bellas de la comarca de Riaño.


Vertical Ciguera-Las Pintas

Vertical Ciguera-Las Pintas

Alrededor de Ciguera se suceden prados y bosques de haya, también choperas en el fondo del valle. Es un paisaje que puede recordar al asturiano de Somiedo, por ese “puzzle” de peña y bosque. Tan solo le faltarían algunas brañas, que en esta zona apenas se dan.


Estampa invernal del macizo Yordas-Las Pintas

Estampa invernal del macizo Yordas-Las Pintas

Valles de Valbuena del Roblo, Las Salas, Argovejo...

Valles de Valbuena del Roblo, Las Salas, Argovejo…

Más hacia el norte, hay una especie de pasillo entre los montes de Ricacabiello y la sierra del Yordas, que nos abre una ventana hacia la sierra de Hormas, Gildar, Cebolleda y, al fondo a la izquierda, Picos de Europa.

En las siguientes fotografías muestro una comparativa de este paisaje durante los meses de febrero y mayo de 2018.


Hacia el norte (foto tomada en el mes de mayo)

Hacia el norte (foto tomada en el mes de mayo)

Hacia el norte (foto tomada en el mes de febrero)

Hacia el norte (foto tomada en el mes de febrero)

 

 

Hacia el Este están los boscosos y extensos valles de Las Salas y Remolina, semejante terrenos a este de Ciguera.

Hacia el Oeste veremos todo el valle del Alto Porma, con el Susarón, San Isidro, La Forqueta… y también otros valles de la montaña central leonesa que se presumen por los picos Bodón o Cueto Millaró.

De todas estas panorámicas, a mi, personalmente, la que más me gusta contemplar es la de la Peña Las Pintas, Siento auténtica predilección por esta montaña, visible desde muy al sur de León, la cual próximamente trataré en un reportaje.


Peñas Pintas y el Espigüete

Peñas Pintas y el Espigüete

Peñas Pintas invernal

Peñas Pintas invernal

Toda esta zona es propicia para divisar rebecos, corzos y venados. Y si tenemos suerte, lobos.

 

Descenso al valle por la Vallinona

Siguiendo el cresteo de esta sierra podemos culminar los tres picos señalables de la misma: Joya, Toya y Terrionda. La altidud media es de 1.600 metros de altitud.

Cresta de La Toya, apacible y con grandes vistas

Cresta de La Toya, apacible y con grandes vistas

Tras hacer cumbre en la Toya, que es una cumbre muy chula por el pasillo de hierba que tiene en su cresta, podemos elegir el camino de regreso hacia el valle de Valderriero a través de las numerosas vallinas que descienden hacia él.

Hacia el valle, a donde debemos volver para regresar cómodamente

Hacia el valle, a donde debemos volver para regresar cómodamente

Hay tramos por los que no es recomendable bajar al valle, especialmente la pared caliza que existe bajo Peña Terrionda, por la tanto, es mejor hacerlo por lugares cercanos a la Collada de Lois, o, existe otra opción, bajar a terrenos de Viego, lo cual nos llevará más tiempo en la vuelta a Reyero.

DSC00978

El regreso ya es conocido una vez que demos con la pista de Valderriero.

Como digo es mejor no complicarse mucho en la bajada, pues varias sendas están al borde de la desaparición y nos puede acarrear una considerable pérdida de tiempo.

Esta ruta, fácil y sin muchos problemas de orientación, permite al caminante conocer dos de los valles quizás menos populares de León y realizar un buen “entrenamiento” físico, el cual también es interesante con raquetas de nieve en su época.

No te olvides de mantener la naturaleza intacta.
Evita dar voces, ir en grandes grupos y dejar rastro de tu presencia.

¡No dudes en compartirme! ¡Gracias!

7 pensamientos sobre “Valles y cumbres de Reyero – León

    1. admin Autor del artículo

      Buenas Mar!!

      Yo es una zona que solía ir de vez en cuando hace tiempo, este año he vuelto a ella, y sinceramente, como digo en el reportaje, hay unas vistas muy muy buenas con un entorno de puertos, bosques y peñas que bien pudiera ser Somiedo!! Te la recomiendo. Ya sabes, un día que bajes por San Isidro 😉
      Un abrazo amiga

  1. Raúl D.

    Magnífico reportaje.
    Llevo toda la vida por allí y alguna ruta he hecho.
    No hay palabras para describir la sensación de estar en esas montañas mientras damos esos largos paseos. Incluso estando quieto ya se disfruta.
    Gracias por estos blogs. Que continúe la publicación.
    Raúl

    1. admin Autor del artículo

      Exacto Raúl, buscando un buen punto con buen dominio de terreno, en estas montañas de Reyero se adquieren buenísimas panorámicas del Esla y el Porma y se disfruta mucho.
      Muchas gracias a ti por comentar. Un saludo amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *