Vegamián

Siempre que pensamos en pantanos, y más concretamente en la desgracia que supone un pantano para una comarca, se nos viene a la mente Riaño.
Riaño es el ejemplo más reciente de cómo no se deben hacer las cosas. Riaño representó y representa la lucha de una vida en armonía con el medio ambiente en contra de una vida destructiva y ofensiva con la naturaleza.
Pero hoy me gustaría acordarme de otro valle, vecino al de Riaño, que encontró su final allá por los años 60. Se trata del Concejo de Peñamián, también llamado el valle del alto Porma o de Vegamián, entre Boñar y Puebla de Lillo.
Este valle era, junto a Riaño, uno de los valles emblema del pueblo Vadiniense en León.
Presidido por la mole caliza del Susarón y rodeado por la bonita Forqueta y la Peña de Armada, el valle de Vegamián ocupaba un amplio y fértil terreno lleno de sebes, huertos y choperas, donde otros pueblos, también inundados, como Ferreras, Lodares, Utrero, Armada… realizaban sus quehaceres cotidianos.
Veo la fotografía que os muestro a continuación y no puedo decir más que: ¡ Qué belleza de valle ! ¡ Qué precioso !.
Hoy, miles de esquiadores rodean este embalse cuando se dirijen a San Isidro. Muchos de ellos se paran en el mirador de Fontanales o de Vegamián para hacer una foto a las aguas. Me gustaría que cuando digan: “¡ Qué paisaje tan bonito !”, tengan presente que hacer desaparecer pueblos, pastos… hacer emigrar forzosamente a centenas de familias y borrar del mapa un valle, no es algo bonito, es un horror para el que siente ese lugar como suyo.
Por eso hoy quiero acordarme de Vegamián, tan solo y olvidado bajo el agua, tan frío y silencioso como las aguas del Porma que lo cubren, para que hoy, al menos, sepa que alguién se acuerda de él después de tantos años condenado al olvido.
Ahora, para finalizar este pequeño y espontáneo homenaje, me gustaría compartir unas palabras de Julio Llamazares con vosotros. Julio nació en Vegamián, y es, como muchos montañeses, una persona privada de poder volver a su lugar de origen…

 

“Nadie que no haya visto por sí mismo el dantesco espectáculo de un pueblo emergiendo de las aguas al cabo de los años podrá saber jamás cuánta desolación y cuánta muerte albergan en su fondo los pantanos. Nadie que allí no tenga sus recuerdos, sus raíces y su casa será capaz de imaginar cuánto dolor quedó enterrado para siempre en estos cementerios que se pudren en silencio bajo el agua”.

 

¡No dudes en compartirme! ¡Gracias!

11 pensamientos sobre “Vegamián

  1. Cienfuegos

    Supongo que lo de Riaño nos tocó más por una simple cuestión de edad, pero efectivamente cualquier gran embalse tuvo que ser una verdadera tragedia para los vecinos de los pueblos inundados, como bien nos cuentas. Riaño, me tocó un poco más de cerca porque allí pasé varios veranos y sentí como propia la perdida del valle.
    Un saludo

  2. Miguel Bueno

    Me sumo a tu homenaje, no hay que olvidar, y cuando se tome una fotografía del agua con las montañas cerrando el paisaje, recordar siempre cuantas vidas trucadas y cuanto dolor producido.

    Expresioones
    Piedra

  3. jonatan

    Gran homenaje con el que estoy muy de acuerdo, yo tambien me acuerdo perfectamente de Riaño ya que yo también pasé varios veranos en ese pueblo y fue una perdida enorme que desapareciera bajo las aguas, pero la historia de el pantano de Porma no la conocía, una pena esos pueblos perdidos en la memoria.
    Saludos

  4. Montañas de Gordón

    Hola montañero…
    Yo también me sumo al homenaje que haces… yo, creo que fue la segunda entrada que hice en mi blog, hace ya casi 2 años, también realicé mi homenaje a los pueblos sepultados debajo del embalse de Barrios de Luna…
    Cuando las aguas están bajas y puedes discurrir por sus antiguas calles, observando las paredes derrumbadas, y los árboles podridos uno no puede dejar de pensar en lo que sentirán los descendientes de dichos pueblos. Además, en mi caso, se da la dualidad de que mi familia emigró a uno de los pueblos beneficiados por la construcción del pantano… ya que si vivo en uno de los pueblos más prósperos de la provincia es precisamente porque la agricultura y ganadería de la zona persiste gracias a las aguas del pantano… Nunca podrá saldar el Páramo la deuda que tiene con la montaña. Un saludo…

  5. agustín lasai rodríguez

    El dolor está aun sobre las aguas fangosas….y la sangre corre todavía….Eso creo.
    Gritemos todos contra estas acciones y a quienes miserablemente las justifican.
    En Riaño la la herida sigue abierta, pues fue cerrada en falso.
    Gracias carandín, y saludos amigos

  6. Sara

    Mi estimado héroe de leyenda, una más que se suma a tu causa…los pelos de punta se ponen….no poder volver a los orígenes de uno…por haber hecho todo mal,¡¡donde tendrán la cabeza algunos!!….¿ es que los intereses de unos pocos, siempre tienen que primar por encima de los del resto? cuando cambiará esto. Tú muy bien….aportando siempre tu granito de arena.
    Y tu tierra lo que te pongo en mi entrada, una preciosidad y la gente superamable, te doy las gracias porque igual no hubiera ido a ese pueblecito y tú me abriste sus puertas, hicimos la ruta completa, además ida hasta el final y vuelta, por el mismo lugar jejejeje.Fuimos el 8 de agosto, hacía un calor de miedo y no vimos a ningún ciervo y mira que iba bien atenta eh! debían estar resguardados los pobres del calor….ahora espero verles con el berreo, que es una experiencia única;volveremos a esa zona a hacer el Gibo, que tú también tienes en tu blog, y es que seguirte héroe es un placer y un acierto.
    un abrazote decisivo

  7. Héroe de Leyenda

    Cienfuegos: Gracias por sentir como tuya la pérdida de estos valles, cualquier amante del medio natural así ha de pensar. Un saludo colega.

    Miguel: Gracias por tu apoyo y tu comentario, muy util en estos días tan rápido que corren de camaras digitales… Un saludo amigo.

    Jonantan: Muchas gracias por tu empatía y tu experiencia en Riaño. Es terrible que un pueblo acabé tan drasticamente su andadura a través de los siglos.
    Un fuerte saludo.

    Gordonés: Muchas gracias por tu comentario y apoyo. He visto tu homenaje a Luna y es muy emotivo. La deuda, creo, no es del Páramo con la montaña, sino más bien de los políticos que engañaron s montañeses y ribereños para sacar ellos tajada (caso Riaño).
    Un fuerte saludo paisano!

    Agustín: Muchas gracias amigo, pero más gracias de doy yo a ti por lo que hacéis, es una tarea de verdaderos “guerreros vadinienses”.
    La injusticia no caduca.
    Un fuerte saludo.

    Sara: Muchas gracias Sara por tu comentario. Personas concienciadas como tu son las que mueven en el mundo.
    Como ya te dije, me alegra que conocierais Carande. Ese día marché yo para León por la tarde, había estado de fiesta en Horcadas el día antes!!! jeje. Y si, me acuerdo como le pegaba. Pegandole tanto, hasta el oscurecer no salen los bichos… En la berrea los veréis fijo, y el Gilbo, os encantará!
    Un abrazo Sara.

  8. Juan José Gutiérrez

    Alejandro, nos podrías compartir el autor de la cita extraordinaria de este texto:

    Nadie que no haya visto por sí mismo el dantesco espectáculo de un pueblo emergiendo de las aguas al cabo de los años podrá saber jamás cuánta desolación y cuánta muerte albergan en su fondo los pantanos. Nadie que allí no tenga sus recuerdos, sus raíces y su casa será capaz de imaginar cuánto dolor quedó enterrado para siempre en estos cementerios que se pudren en silencio bajo el agua.

    Da la impresión de venir de algún antiguo poblador que visitara el pantano en 1983 cuando se vació? Lo quiero incluir en un libro sobre la zona y quisiera dar crédito adecuadamente. Saludos y felicidades por esta página estupenda.

    1. admin Autor del artículo

      Hola Juan José. Si, es de Julio Llamazares, escritor leonés que nació en Vegamián. Mantenme al tanto de ese libro, seguro que me interesa.

      Un saludo y muchas gracias.

  9. Marysol Garcia

    Hola Héroe de Leyenda, no se si fuiste tu el que escribiste esto tan bonito de Vegamian y sus pueblos de los afectados del pantano del Porma. Te doy las gracias por ello, yo soy de allí y salí con 20 años, fue muy triste dejar forzosamente la casa donde nací y me crie y donde no me tenia que preocupar de mi futuro, mis padres eran labradores y teníamos un comercio y allí quedo mi presente y mi futuro, sin saber que hacer en una capital donde nos fuimos a vivir, Leon , aunque la conocíamos muy bien no sabia desenvolverme en ella, o quizás tampoco quería, a mis años tenia que aprender muchas cosas, empezando por tener amigas, todas las que tenia estaban dispersadas por el territorio nacional y las que se quedaron en Leon ninguna tan cerca como las tenia en el pueblo. También fue difícil para los padres y todas las personas mayores que dejaban atrás todo el esfuerzo de una vida y tener que empezar de nuevo, sin sus tierras donde plantar su huerto, las vacas y demás ganado que nos proporcionaban todo lo necesario para vivir. No quiero aburriros con mis penosos recuerdos pero son tantos que en esta pagina que os pongo escribí muchos de ellos. Después de unos años no se exactamente cuantos. se desembalso por tener que arreglar el muro que parecía tener filtraciones, fue de gran alegría volver a pisar las calles y ver tu casa y la escuela donde todavía se podia escribir en la pizarra, pero triste porque mi casa y la mayoría estaba derruida y entrar en lo poco que quedaba de ellas y todavía ver algunos enseres como una lechera , cazuelas, cocinas, y en mi caso las cadenas y los collares de las vacas en sus pesebres en la cuadra, el rio y las presas corría el agua como si no hubiera pasado nada, todo era lodo que lo cubría, las calles con el sol estaban acartonadas con miles de figuras que las grietas hacían, en algún riachuelo había cangrejos y truchas muertas, como muerto estaba todo. salimos de allí con pena y emoción al mismo tiempo, y mirando atrás cada dos pasos que dábamos, como reteniendo en la memoria aquello que nunca volveríamos a ver, aunque fueran ruinas y lodo, pero eran nuestras raíces y nuestro pasado feliz. Afortunadamente nos queda una fiesta de reencuentro que celebramos todos los años en Junio que en Vegamian era el día de S,Antonio nuestro patron y se celebra el domingo mas cercano a esta fecha, este año es el día 18. Es un día muy emotivo donde nos vemos los antiguos vecinos y amigas y acudimos de todas partes de España donde estamos desperdigados , incluso del extranjero que algunos hijos y nietos vecinos que emigraron, aprovechan sus vacaciones o viajes de placer, haciéndolos coincidir con la fiesta . Espero que con esto que os digo nunca se olviden estos pueblos y les gentes que se sacrificaron por el bien de otros, que por muy solidarios que queramos ser es algo que nunca entendimos ni entenderemos. Eran unas vegas riquísimas y unos valles con sus montañas alrededor preciosos y fértiles y llenos de vida .

    1. admin Autor del artículo

      Grandes y emotivas que nos dices Marisol. Por mi parte haré todo lo posible para que nunca caiga en el olvido lo que allí sucedió, una terrible injusticia. Ojalá vuelva esa vida algún día…
      Un abrazo muy fuerte.

Responder a Cienfuegos Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *