Pico Fontañán desde Pola de Gordón

Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga

La cara norte de la sierra del Fontañán (1.629 metros) es toda una carta de presentación de lo que será el valle del Alto Bernesga en su margen izquierda en adelante: amplios y bien formados faedos entre los que se intercalan pequeñas foces calizas canalizadoras del agua descendiente de estas sierras divisorias entre el Bernesga y el Luna.
Todo ello crea gran parte del territorio incluido en la Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga, un territorio que puede comenzar a conocerse con la ascensión a esta cumbre, la visita a los recónditos valles del río Casares o un placentero paseo por el Faedo de Ciñera de Gordón.

Barrios de Gordón

Los Barrios de Gordón desde la subida a Fontañán

Fontañán, una ruta para iniciarse en montaña

La subida a Fontañán es una de las rutas de montaña más frecuentadas en la parte central de la montaña leonesa. Su modesta altura (1.634 metros) y sus diversos senderos de aproximación, hacen de esta cumbre un buen destino para realizar una jornada de montaña sin demasiadas complicaciones y al mismo tiempo disfrutando de varios escenarios naturales conjugados con grandes vistas al valle del Bernesga.

Fontañán desde el fondo de valle del río Bernesga

Además, es una montaña cercana a grandes vías de comunicación como son la autopista del Huerna y la carretera nacional que une León con Oviedo, lo que la convierte en una cumbre de fácil y rápida aproximación por carretera.

Sus tradicionales puntos de inicio suelen ser dos: Olleros de Alba (parte sureña) y Los Barrios de Gordón y Pola de Gordón (parte norteña). En el reportaje os muestro su subida de Pola en sentido circular.

Fontañán

Paredes del Fontañán

Detalles de la ruta

Lugar: Pola de Gordón

Conceyu: Gordón(León)

Sentido de la ruta: Circular o Lineal

Tiempo aproximado: 4 horas aprox.

Distancia: 10 kms

Desnivel de subida: 600 metros aprox.

Entorno: Bosque de robles y haya, pradera subalpina, caliza, bosque de ribera

Dificultad: Media


Lo mejor de la ruta

  • El interior de los bosques de haya y roble
  • Las crestas de subida a la cumbre 
  • La panorámica sobre el alto bernesga
  • La visita a antiguas trincheras de la guerra civil

Haz Clic para Ampliar el Mapa

 

Inicio de ruta: aproximación a través del bosque

La ruta, la cual está señalizada por parte del ayuntamiento de La Pola de Gordón, comienza en la salida que Pola (1.029 metros de altitud) presenta hacia el pintoresco pueblo de Los Barrios de Gordón enfocándose en dirección a los boscosos montes que cierran el municipio minero hacia el sur.

Comenzamos a andar y tras dejar atrás una zona de áridos y canteras, en poco tiempo nos adentraremos en una espesa galería verde que acompaña el río que baja de Los Barrios. Ablanos, nogales, cerezales… toda una lección botánica para empezar la jornada en este enclave de la reserva de la biosfera del Alto Bernesga.

Acto seguido, una siguiente fase forestal nos da la bienvenida, esta vez son robles quienes nos acompañan.
A medida que vamos ascendiendo hacia las ya pronunciadas laderas del Fontañán, la vegetación va sucediéndose progresivamente. Tras salir del robledal y dejar atrás un pequeño merenderos, será el haya, el faedo, quien coja el relevo de darnos sombra y refugio hasta la siguiente fase de la subida, ya desprovista de arbolado.

Faedo del Fontañán

La subida, aunque tiene cierta pendiente, es agradable y sin pérdidas. Ni que decir tiene que el hayedo, como es usual, transmite siempre buenas vibraciones a quien lo surca, especialmente en meses de gran color como primavera u otoño.

Salida del bosque: ataque a cumbre

El sendero sigue ascendiendo una vez que salimos de la frondosidad del bosque cantábrico. Toca conocer otro de los variados entornos que ofrece esta ruta a Fontañán.

Aproximándonos a la cumbre

La altitud y la exposición norte de esta ladera hace que el frío, el viento y la nieve impidan que el hayedo suba más metros de lo debido, siendo todo este terreno pasto de hierbas, flores de montaña y monte bajo.

Cueto San Mateo, al otro extremo del valle

Es un tramo en el que podemos ir ya teniendo grandes vistas hacia valles y montañas colindantes, por lo que se hace ameno de subir.

Faya golpeada por el incesante aire frío que recibe esta cumbre desde el norte

Hacia el norte, toda la cordillera cantábrica central (desde Ubiña al Pico Huevo). A nuestra izquierda, las calizas del Cueto San Mateo y Polvoreda. Y hacia el oeste y el sur, descubriremos en poco tiempo las riberas del Bernesga y el Luna, así como la línea de cumbres de los Montes de León.

Cumbre de Fontañán

Hemos llegado a la ventosa y llana cumbre del Fontañán, primer bastión calizo de la cantábrica en esta parte sur de la cordillera. El paisaje desde lo alto alcanza grandes horizontes, pero no solo hay que mirar a lo lejos, sino a lo cercano, pues el Fontañán posee restos arquitectónicos testigos de los episodios bélicos que aquí acontencieron durante la guerra civil española.

Fontañán, como otros montes y puertos de la cantábrica, fueron estratégicos pasos y zonas de control entre los dos frentes o bandos, siendo el norte controlado por el bando republicano y el sur por el bando franquista, el cual poco a poco fue avanzando hacia Asturias y haciéndose con el poder de todo este territorio del Alto Bernesga.

Trincheras de Fontañán

Trincheras de Fontañán

¿Sabías qué…

gran parte de la cordillera cantábrica fue escenario de continuas batallas, estando bastante fortificada mediante parapetos, fortines y trincheras en gran parte de sus cumbres y puertos?

Aún hoy en día se siguen encontrado restos de munición y construcciones abandonadas.

A todo este conjunto de cumbres con trincheras se le conoce como la “Maginot Cantábrica“, en alusión a la famosa línea maginot de la segunda guerra mundial.

Es interesante contemplar toda la vertiginosa caída del Fontañán hacia el lado de La Robla y Nocedo. Es un pared vertical de cerca de 100 metros que termina en el comienzo de otro guapo faedo en la orientación norte y robledal en la sur.
Hacia poniente, la cumbre pierde altura paulatinamente y se deshace en los altos valles de Olleros y Sorribos de Alba, otras opciones interesantes de ascenso a este pico.

Pola de Gordón

 

Descenso hacia Nocedo de Gordón

Cogemos de nuevo el sendero de ascenso, el cual seguimos hasta el comienzo del faedo. Será en este punto, si queremos realizar una circular, en el que no debemos internarnos de nuevo en el bosque, sino seguir descendiendo por la cresta en dirección a Nocedo de Gordón.


 

Murallón forestal en la bajada a Nocedo

En breve tiempo saldremos a una pista entre el robledal que deberemos seguir en dirección al pueblo.
Nocedo es seguramente el pueblo más cercano a la cumbre, siendo esta cara mucho más agresiva y llamativa que las otras debido a los pindios cortados. Pero Nocedo también presume de vega y ribera, y es a ella a donde debemos encaminarnos.

Nocedo

Dejamos atrás Nocedo y tomamos un camino que acompaña al río Bernesga por su lado oeste bajo la sombra del viaducto del tren de alta velocidad.

¿Y qué camino es este? Nada más y nada menos que el camino de San Salvador, antiquísima vía peregrina de León a Oviedo.

Tramo forestal del camino de San Salvador (Nocedo-Pola)

 

En poco más de dos kilómetros volvemos a situarnos a la entrada de Pola de Gordón, completando el recorrido circular por la sierra de Fontañán. Una ruta sin muchas complicaciones y con mucho para ver y disfrutar.

 


 

 

3 pensamientos sobre “Pico Fontañán desde Pola de Gordón

  1. Javier González

    He tenido la oportunidad de visitar esta cumbre en varias ocasiones y sin duda el itinerario mas hermoso en la subida por esa cara norte desde Pola o bien desde Nocedo. Buena elección en primavera y en otoño.Saludos

  2. Montañas de Gordón

    Hola amigo Héroe…
    Cuantas veces he podido realizar esta actividad… desde La Robla, desde Nocedo, desde Pola… en un sentido, en el otro, en primavera, verano, otoño, invierno… y es que nunca me canso de hacerla… las vistas privilegiadas, el esfuerzo mínimo para la rencompensa en forma de vistas que tienes, en definitiva…una maravilla…
    Un saludo paisano y a seguir subiendo entradas a tu entrañable blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *