Ascensión a Tresconcejos desde Pendilla

Las montañas del alto Bernesga, que se fusionan con las montañas de L.l.ena y Al.l.er, en los cordales de Payares, tienen un abanico de posibilidades bastante desconocido, a mi parecer (debido en parte a la ausencia de roca caliza), que ofrece al montañero unos buenos paseos a caballo entre León y Asturias, con unas muy buenas vistas hacia Ubiña,  Aller, Lena, Villamanín y Cármenes.

 

 

 

Pendilla de Arbas
Nuestro punto de inicio es Pendilla de Arbás (1.337 metros), pueblo que disputa a Arbas del Puerto, el lugar de nacimiento del río Bernesga. Es un pueblo idílico, alejado de la carretera, de la línea de tren, del mundanal ruido. Y rodeado de amplios pastizales que acompañan un arroyo que nace en nuestro objetivo. 
 
                     La Vía Carisa bajo el Cellón


Nada más cruzar el río nos internamos en una pista que no es una pista cualquiera, estamos pisando la Vía Carisa, vía romana que facilitaba la comunicación entre las dos partes del imperio a través de la cordillera cantábrica. Y por lo que podemos ver, Roma eligó este valle y no el de Arbas del Puerto, para su comunicación con los habitantes transmontanos. Por lo tanto aquí tenemos el primer punto arqueológico importante que hoy nos vamos a encontrar.
 
Tresconcejos y Bustamores

 
 
En breve ya vemos como se abre el valle en una curva para entrar en la bella vega de Bustamores. Bella como su nombre, esta vega abrigada entre montañas de piornos y un guapo abedular que crece también en la cara norte, nos muestra el final del valle leonés, puesto que ahora la vía romana sube hacia la montaña para alcanzar la también famosa Cochá Propinde.
 
La cochá Propinde


La collada o cochá Propinde nos abre la visión hacia el valle Asturiano de Parana que desemboca un poco más abajo del Puente los Fierros, en el valle de Payares.
Es un punto importante en el que nos encontramos puesto que a la izquierda de la collada, ya metido en el monte, se encuentra un castro Astur, que seguramente fue respetado por los romanos debido a su situación estratégica de paso entre los astures cismontanos y los transmontanos. En la collada hay información sobre su estado y posición.
 
Valle de Parana y Payares
 
Pero nosotros abandonamos la Vía Carisa para subir por un senderín algo camuflado entre los piornos en dirección este (a la derecha de la collada) hacia Tresconcejos.
Si por el contrario quisiéramos avanzar hacia la izquierda de la collada (direccion oeste), podríamos culminar en la cumbre del Cellón, otra gran altitud de los denominados “dosmiles de Pendilla”.
 
Bustamores y Cellón


Este tramo puede llevarnos algo más de tiempo porque existen varias sendas y algunos tramos de urces molestas, pero tomando como objetivo unas peñas cuarcíticas que están varadas en el brezal, llegamos a la colladina desde la cual vemos bien la cara oeste del Tresconcejos y el cordal por el cual hemos de ascender.
 
Tresconceyos
 
En la subida el terreno es más comodo y además las vistas cada vez se ponen más interesantes. A nuestra derecha vamos viendo ya las montañas del alto Bernesga, Torío y Luna, amén de la Ubiñas que vamos dejando a nuestras espaldas cada vez más enormes, y a nuestra izquierda las montañas asturianas del Áramo y las que rodean al valle de Lena.
 
 
Llegamos a la cima del Tresconcejos y el viento sopla con mucha fuerza. Aunque es molesto este viento primaveral, lo prefiero al frío del invierno y al calor del verano, y más en estos montes si árboles donde cobijarnos.
 
 
Desde la cima la panorámica nos desvela varios “amigos” como el Torres, Torre Santa al fondo… Brañacaballo, Correcillas… Y nos sorprende localizar la ciudad de Oviedo al fondo, y además ver, con los prismáticos, el “supercristo” que preside su monte Naranco.
 
Cima del Tresconceyos
 
Descendemos siguiendo la línea divisoria de León y Asturias, que más que dividir, nos une y nos enorgullece compartir estas olvidadas y solitarias montañas, tesoros ocultos a salvo de las temidas concentraciones turísticas… Y llegamos a una collada donde comemos y organizamos un poco la ruta.
 
La ciudad de Uviéu al fondo

 
Camino al Robequeras


Decidimos seguir el cordal que va bordeando la vega de Bustamores que vamos dejando siempre a nuestra derecha y comenzamos la subida al pico Camparón entre ventiscas y rayos de sol que nos dejan la cara bien curtida.
 
 
Desde ahí continuamos hasta la última cima del día, el Pico Robequeras, que nos brinda quizás las mejores vistas de la ruta. Con el pico Estorbín en frente, El Cuadro, todo el valle de Pendilla, y el Tresconcejos que hemos dejado ya atrás, bajo la mirada no tan lejana de Peña Ubiña. También vemos el Bodón y otros picos míticos de la montaña leonesa.
 
Macizo de Ubiña


Las vistas son inmejorables, pero, aún no se porqué, sería el miedo a que nos pillara la noche, no culminamos la ruta en el precioso pico Estorbín de Valverde. Creo que hubiera sido muy interesante su subida y luego descender por las lomas del pico de El Cuadro hasta Pendilla. Asi que ya sabéis, si realizaís esta ruta y tenéis tiempo, no seaís tan rajados como nosotros y hacer esta circular. Es de medalla para el curriculum.
 
Estorbín de Valverde
 
Tras un rato de meditación y juegos con la nieve, nos tiramos ladera abajo entre brezales, prados y saltos de agua  que salpican de primavera todo lo que toca, hacia la cabecera del valle de Bustamores.
Este tramo carece de senderos definidos, pero es terreno bastante limpio como para perderse. Además, necesitamos algo de adrenalina ya que no hemos subido ese Estorbín que quedó en nuestras mentes para otra vez.
 
Robequeras


Así, en poco tiempo, llegamos ya al llano de Bustamores, por el que avanzamos hacia abajo para encontrar la pista de inicio que nos conduce al pueblo. Ponemos punto y final echando un vistazo a todo el cordal recorrido y una idea se me pasa por la cabeza… esta ruta, con raquetas, es de sobresaliente.

Duración Aproximada: 6 horas
Datos de Interés: Ruta muy cómoda y asequible por una cadena de dosmiles que nos muestran ambas vertientes de la cordillera continuamente. Especial para raquetas. Accesos a Pendilla bastante buenos desde el cruce a Camplongo que se encuentra en la carretera nacional León-Oviedo. Buen comer y buen precio en Villamanín, Fontún y Busdongo.
Fuentes en Pendilla.

8 pensamientos sobre “Ascensión a Tresconcejos desde Pendilla

  1. Sara

    Jooooooooooooooooopetas Héroe! Jopetas!!!

    Que soy Asturleonesa….y hoy tu entrada es asturleonesa a tope jijiji, mil gracias! como la he disfrutado. Que fotazas y que vistas, debe ser una gozada auténtica, otra que me haré…ésta también me la apunto, y me fio de ti de que no es muy dificil….aunque en terreno asturleonés me crezco y…¡no hay miedo!

    Nosotros….otro intento más del Susarón y fue imposible, nos pilló una chupa de aupa, pero hicimos La Cervatina y fue extraordinario, que paseito más reconfortante y me traje fotazas auténticas, es una zona bonita de verdad!!!lo disfrutamos mucho.
    Creo que el Susarón ya lo dejamos para la primavera.
    Un abrazote lleno de León y de Asturias.

  2. Cienfuegos

    Preciosa ruta. El Tresconcejos ya lo tengo subido, desde Pendilla además, pero hace tantos años de ello que me has metido ganas de repetir, además ese “reto” a seguir la cordillera hasta el Estorbín, que lo tengo pendiente …… veremos.
    Un saludo
    PD: no recordaba que se viera Oviedo tan bien desde cumbre!!!

  3. sherpa

    Esto si que es una verdadera lección de Topografía e historia, extraordinaria descripción, muy buen trabajo. Esperemos que esos montes sigan así de vírgenes y la presión turística no los ahogue. parece que la zona de Peña Ubiña tiene bastante nieve, no??? que ganas tengo de hacerle una visita.
    Saludos.

  4. Héroe de Leyenda

    Buenas y muchas gracias a todos por pasaros!!

    Sara: Para mi León y Asturias es solo UNO, y en estas rutas lo ratifico 🙂

    Cienfuegos: La verdad es que si lo distinguimos pero primero con prismaticos y eliminando alternativas llegamos a lo conclusión que lo más grande y en esa dirección, tendría que ser Oviedo por narices.
    El Estorbín es muy muy guapo, Tendremos que volver!!

    Sherpa: Muchas gracias, la verdad es uno es lo que lee, asi que no creas que he hecho un gran trabajo personal!! jaja
    La ruta es de la primavera del 2008.
    De todas formas, el lunes estuve por Pajares y Ubiña tiene un poco menos de nieve de lo q se ve en la foto, solo un poco menos.
    Un saludo!

  5. Javier

    Me tomo en serio el consejo. En verdad, la única vez que subí al 3 Concejos también me quedé con las ganas de descender pasando previamente por el Estorvín. Por cierto el Valle de Bustamores, muy interesante, especialmente con los verdores primaverales.
    Saludos y hasta la próxima

  6. pragmart

    Cazado, señor, y todo un placer. Queda ud. notificado de que ha sido añadido a mis Marcadores para volver por aquí, no se sabe cómo ni cuando, cual fantasma de la ópera (bufa)

    Un saludo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *