Peña Galicia, en primera línea de la cordillera.

 Entre los valles del Torío y el Curueño, sobre la vieja línea de Feve que recorre, Dios quiera que durante mucho tiempo más, el famoso hullero, y bajo la mirada atenta de sus hermanas mayores, el Correcillas y la Valdorria, surge una peña entrañable para la gente de estos valles y para cualquier montañero leonés, Peña Galicia, con 1.656 metros de altura.


 En primera línea de la cordillera cantábrica, esta peña que se alza sobre Aviados, por un lado, y sobre Valdorria y Correcillas por otro, es un buen reclamo para iniciarse en la montaña o simplemente para aprovechar ese par de horas que tenemos libres alguna tarde después del trabajo o los quehaceres cotidianos.


 Peña Galicia, o peña Canga, como también se la denomina en Aviados, es además un magnífico punto geologíco de suma importancia, ya que en sus laderas sureñas podemos observar fósiles marinos del periodo devónico, siendo este afloramiento, junto con el de Colle, los más represantativos de León.
 
                               
                                                       El verde valle de Aviados
 
El entorno que rodea esta peña es la parte más atractiva de su ascensión, puesto que a pesar de su humilde altura, dispone de unas inmejorables vistas de todas las riberas leonesas del Porma al Bernesga, de montañas importantes como Peña Ubiña, Mampodre o Espiguete, y de pueblos tan emblemáticos como Valdorria, que aparece como amarrada a su inseparable peña, o el verde valle de La Vecilla, capital histórica de esta parte de la montaña, que suplica a voces que no se le viole la vista que desde Peña Galicia tiene por culpa de unos cables de alta tensión llenos de intereses ocultos, privados y sumamente agresivos con el paisaje del Curueño.
 
                            
                                                 Entorno sur de Peña Galicia
Para comenzar esta rápida y prestosa ascensión, quiero remarcar su cercanía a la capital Leonesa, a apenas media hora en coche, y apenas tres cuartos de hora en el tren de la Feve que tiene parada en Aviados, nuestro punto de inicio.
 
              Aviados: Parada del hullero. Al fondo, Peña Galicia.
 
Aviados ya mira hacia el Curueño, y junto con otros pueblos de la comarca, forma parte de los núcleos productores de pluma de gallo autóctono para confeccionar moscas de pesca.
El pueblo se acuesta en la confluencia de varios regueros que bajan de la peña, abrigado de los vientos del norte por una peña donde se asienta un viejo castillo medieval.
El camino que parte hacia nuestra cima sale del oeste del pueblo, cercano a la escuela de escalada que hay en Aviados, y siguiendo el reguero caminamos hacia el norte atravesando una pequeña foz.
 
En los primeros metros de la ruta se observa el pasado reciente minero del pueblo. Varias escombreras y la negrura del camino nos delatan la presencia de la actividad minera durante el siglo XX. Aún así, el medio natural es muy saludable y varios robledales, chopos y prados nos rodean.
 
                         
                                     Canal de ascensión al valle interior
 
El camino nos lleva hasta la estrechez, la canga, que separa la crestería ascendente de peña Galicia, que ya hemos estado observando en toda la ruta, de La Llana de San Pedro, la atractiva peña de nuestra izquierda. En este punto vamos a tomar contacto con la cresta caliza que aquí arranca, para ello hemos de trepar algunos metros a través de una guapa canalina para llegar al valle interior de Peña Galicia. En este tramo hay que utilizar un poco las manos, aunque no requiere especial habilidad para superarlo.
 
                                          


La canal nos lleva a un valle secreto, por el que vamos a ascender, dejando a la derecha la cresta y la izquierda un guapo robledal que asciende hacia la otra crestería que cae sobre Correcillas.
 
  
 
Como digo, es un vallín tranquilo que termina en un pequeño “circo glaciar”, que aunque igual no lo sea, tiene bastante semejanza por su aspecto circular de peñas rodenado una campera verde al final del valle.
 
 
                             
                                           Pequeño “circo” de Peña Galicia


En este punto ascendemos al collado que separa la doble cima de Peña Galicia. Las vistas desde aquí ya nos dejan una gran panorámica sobre el pueblo de Valdorria y el valle de Valdecesar que termina en la famosa cascada de Nocedo. Aparte, si miramos para atrás podemos ver la sierra de montañas del Fontañán y Bustillo, así como el Correcillas, que aparece tremendamente cerca, y otras montañas del alto Torío y alto Bernesga.
 
 
                            El collado que separa las dos cimas
                       
                            

Valdorria, colgado como un nido de águilas bajo su peña homónima

 
En este punto, peña Galicia ofrece una vista de sus caras más “agresivas”, por decirlo de algún modo. Y es por esta cara por la que ascendemos, bordeándola, hacia su cima.
 
 
En muy poco tiempo alcanzamos ya los llanos de su cima, coronada por un enorme mojón de piedras. Las vistas son muy agradables sobre el valle de Aviados y Campohermoso, donde prados alternos con matas de robles y regueros se entrecruzan a las vías del viejo tren hullero. A su izquierda La Vecilla se desparrama sobre el valle y el río sigue su curso hacia el sur, donde se adivina su confluencia con el Porma en Ambasaguas de Curueño.
 
 
                            Las vegas del Curueño y del Porma
 
Por otro lado, más alejados, aparecen los valles del Porma y del Esla con sus Mampodres, Espiguete, Mampodre, Las Pintas, Peñacorada y San Glorio.
Y justo en frente vemos el bonito valle de Montuerto que asciende hacia el Pradollano, dejando a la izquierda a Cueto Ancino, que junto con la enorme peña Valdorria, conforman las hoces de Valdeteja.
Hacia el oeste podemos ver bien, en días claros, el Teleno y la ciudad de León.
                                                                                                                                                                   
 
                                                                          La cima
 
                           
                                                                 Pico Correcillas
 
Abandonamos la cima y ahora seguimos la cresta hacia el oeste durante unos metros para llegar a una canal, más bien, una brecha de la sierra, que nos sacará hacia la collada de los Maquís salvando el desnivel de la pared caliza facilmente. También en este punto es necesario sacar las manos de los bosillos un poco y sentir el tacto de esta vieja peña, que ahora, en este tramo da a luz a varios fósiles que podemos ir viendo si nos fijamos, y también si los que han venido antes de nosotros, no nos los han llevado de recuerdo para sus casas.
 
   
                            
                                                        Canal de descenso
       
En breve, a través de un terreno un poco resbaladizo de roca suelta, llegamos a la verde collada que crece bajo Peña Negra. Aquí cogemos un senderín que nos baja al paraje de La Restilla, donde crecen fuentes y prados para el ganado. En este punto podemos optar por seguir hacia el este a través de un camino que nos desciende por un hermoso robledal bastante corcero que acaba en el camino de Aviados a Campohermoso y entra en el pueblo por la iglesia. O seguir por el oeste para acabar en el valle que elegimos para comenzar la subida. A gusto del consumidor. Si hay tiempo, recomiendo el camino del robledal.
 
          Peña Valdorria, Cueto Ancino, Prado Llano…
 
Como hemos llegado a Aviados al mediodía, podemos parar a tomar el vino de las dos en el bar “La fuente del Oso”, situado en el centro del pueblo, el cual también es centro de turismo rural. Pero para comer hemos elegido un restaurante aguas abajo de La Vecilla, la Fonda Curueño, en Barrio de Nuestra Señora, donde por menos de diez euros podemos comer un buen menú del día acompañado de un vino de León y un orujo casero para matar la comida y esta jornada por tierras del Curueño.
 
 
                                      
             El vino y el buen comer, elemento esencial del caminante
                       
                                     
Tiempo Aproximado: 3 horas.
Sentido de la ruta: Circular.
Datos de interés: Peña Galicia es una peña apta a, en La Mata de Curueño (Mesón Las Colineras) y en Barrio de Nuestra s
 
¡No dudes en compartirme! ¡Gracias!

13 pensamientos sobre “Peña Galicia, en primera línea de la cordillera.

  1. Ricardo Chao Prieto

    Esta entrada me ha emocionado, porque por esa zona hice muchas pequeñas rutas con los amigos hace años. Dan muchísimas ganas de volver.
    Por cierto, es una vergüenza lo que han hecho con la toponimia tradicional leonesa, y creo que ya va siendo hora de reivindicarla y exigir que sustituya en los mapas a los nombres inventados que pusieron a mediados de siglo XX. Como muy bien apuntas, el nombre es Peña Canga, y así lo dicen los paisanines de Aviados.

  2. Héroe de Leyenda

    Ricardo: Antes de nada bienvenido al blog y muchas gracias por detenerte a leerlo.
    El nombre de peña Galicia es muy curioso. El topónimo Canga aparece en los mapas justo al oeste de la cima, justo en la pequeña “foz” que da nombre a la canga, las cangas o el congosto en otros lugares.
    El nombre “Galicia” debe ser un topónimo de reciente incorporación por lo que veo, y la verdad, me gustaría saber a qué se debe. Curioso, curioso…
    Y si, deberían respetar las toponimias originales, qué además de ser más bonitas, son las nuestras.
    Un saludo!

    Arista Cimera: Hay gente que no “saborea” la montaña como se debería hacer! jeje

    Miguel: “Valdorria no es un pueblo, es una aparición” Julio Llamazares en El Río del Olvido 🙂 Grcias!

  3. Montañas de Gordón

    Hola Héroe…
    Mira tu por donde me han vuelto a entrar ganas de ir a Peña… Canga. Yo ya he recuperado nuestra expresión para mi volcabulario particular.
    Esta ruta la intenté hacer hace varios años, pero para no variar cuando llegué a la foz que tan cláramente expones en el post no encontré ningún sendero que tirara hacia la cresta y en su lugar tiré por un camino que se adentraba enmedio del robledal y llegué a una collada con unas vistas muy bonitas hacia el Correcillas, Valdorria y en la parte posterior a mi la deseada “Peña Galicia”, teniendome que conformar por las horas que eran a subir una pequeña cumbre que estaba situada a mano derecha y que por desgracia no pude saber nunca su nombre. Tengo guardada esa pequeña espinita que espero pronto poderme quitar. Una pregunta si no es molestia… la canal de ascensión al valle interior de la Peña que está a la entrada, enmedio o al final de la pequeña foz???
    Un saludo y gracias por la magnífica explicación y a toda la entrada en si.

  4. eva

    Totalmente de acuerdo con Julio, Valdorria es una aparición…
    Añoro su imagen al fondo, junto a la de Peña Galicia, desde la ventana de casa.
    Gracias por la descripción de la ruta. Nos ha hecho “viajar”.

  5. Héroe de Leyenda

    Javier: Entre examenes y quehaceres cotidianos… no he tenido ganas de ponerme. Pero ahora ya toca! Gracias y un saludo.

    Gordonés: Mira tu por donde la ruta que tu hiciste no la he hecho y tengo ganas de ver el pueblo de Correcillas desde arriba, la apuntaré para la próxima.
    Pues mira, según se abandona el camino, bueno, en la curva que da, que empiezan las rocas y la peña, justo al entrar en la pequeña foz, a mano derecha, hay una brecha en la roca que sube para arriba, parece complicado al principio, pero es pan comido. Eso te sube al valle ese del robledal. También mola subir ya a la cresta y tirar por la arista hasta la cima, esta vez no la hice por el viento que molestaba bastante.
    Espero haberte ayudado!

    Cienfuegos: Un día que caigas por aquí, ya sabes donde estirar las patas una tarde!! Un saludo!

    Eva: Gracias a ti por detenerte a leerlo. La verdad es que Valdorria es un pueblo aparte, y lo seguirá siendo muchos años…

  6. Pedro V. Albaladejo

    Hola, mi nombre es Pedro. Quería agradecerte el ver por fin un reportaje tan bonito de una peña a la que he ascendido…ni sé cuantas veces. Y es que cuando uno no tenía el carné de conducir, el FEVE era lo más sencillo para ir al monte, jeje, y Aviados, con su pequeña escuela de escalada, con su Peña G…Canga (ahora ya sé como llamarla correctamente), me ha hecho querer el monte un poco más (amén de ser una pequeña escuela de montañismo de cuando eramos crios). El año pasado, además, abrimos un par de vías de escalada en su muro. Vías sencillas, modestas, para el disfrute de quien empieza a escalar en paredes sin seguros. De esas vías, si quieres, te puedo mandar información con alguna foto, por si te apetece completar un poco lo que hay de Peña Canga y que se sepa que se puede subir a su cumbre de múltiples maneras. Un saludo.

  7. Héroe de Leyenda

    Hola Pedro, en primer lugar muchas gracias por tus palabras y por tu participación. Lo de peña Canga lo ví en un blog de montaña y además, algo pone en los mapas topográficos. A mí también me ha hecho feliz esta peñina tan cercana y accesible desde León, la he subido desde varios sitios, aunque me falta desde Correcillas.
    Ok, mandame información a mi correo : bachende@hotmail.com, y así ya la tengo para cuando empiece a darle a la escalada!! jeje.
    Un saludo compañero y gracias.

  8. pablo

    Primera vez que comento en tu blog, lo primero mis felicitaciones!!! tienes monttado un blog muy bueno y con muy buenas actividades.
    Solo comentarte lo del pequeño circo del Peña Galicia, en realidad no lo es, es un sinclinal colgado, al igual que el de pradollano, justo en frente, propio de un relieve apalachense.
    Aún asi defiendo que los hielos glaciares en nuestras montañas tuvieron una cota inferior a la que se estima hoy.
    Saludos y a seguir así

  9. Héroe de Leyenda

    Hola Pablo, muchas gracias por tus visitas y este comentario tan interesante y “geológico”, jeje.
    Si, la verdad es que suponía que no fuera en circo glacial, pero bueno, forma tiene no?? 🙂 No sabía cual era su nombre, ni el de Praollano (ese si que pensaba que fuera un pequeño circo).
    Me encanta saber de estas cosillas de geología.
    Muchas gracias por la información, estás invitado a participar cuando quieras.
    Un saludo colega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *