Cascadas de Oneta

Ruta de las Cascadas de Oneta

Occidente asturiano, Asturias

El desconocido y apasionante Navia

 

El r√≠o Navia moldea gran parte del paisaje del oeste asturiano a trav√©s de profundos desfiladeros, aislados valles y extensas monta√Īas muy poco pobladas en las que el viajero que por primera se adentra en esta comarca se puede sentir, literalmente, fuera de todo mapa.¬†

Concejos como Bual / Boal, Villayón o Grandas de Salime contienen atractivos paisajísticos y culturales como es esta ruta de las cascadas de Oneta.

Desde su nacimiento, en los valles lucenses de Cervantes, muy cerca de la frontera con León, el río Navia va creando un universo paralelo a sus orillas. Un universo adornado de castros asturgalaicos y minas de oro, todo ello siempre envuelto en una bruma cantábrica de leyendas sobre mouros y bruxas que pueblan este Parque Histórico del Navia.

Desde las playas de Veiga y Coa√Īa, hasta los altos de Panondres y Penouta, el Navia pescador y el Navia vaqueiru, se perfila como uno de los destinos m√°s desconocidos de Asturias y a su vez m√°s aut√©nticos. Navia, diosa celta de las aguas, invita a recorrer sus pueblos y valles con detenimientos.

 

rio navia
El río Navia en el embalse de Doiras

Una ruta f√°cil no exenta de aventura

Sin apenas desnivel y con una distancia de poco m√°s de dos kil√≥metros, visitar las cascadas de Oneta en ruta desde la poblaci√≥n que las da nombre es una de las rutas que m√°s tir√≥n est√°n teniendo en el occidente asturiano en los √ļltimos a√Īos, estando en consonancia a otras rutas f√°ciles con cascadas del Principado como Xurb√©u, Guanga o A Seimeira.

En el paseo, descenderemos cómodamente desde el pueblo a través de una ancha pista para internarnos en la espesura de la foresta atlántica donde se ocultan los tres monumentos de agua: Firbia, Ulloa (la Oul.loa) y Maiseirua, unidas a través de un sendero que tan solamente en épocas de mucha agua presenta alguna dificultad.

En el presente reportaje conoceremos las dos primeras cascadas o fervenzas, m√°s accesibles para la mayor√≠a del p√ļblico senderista.

cascadas de oneta

Detalles de la ruta

cascadas de oneta

 

Localización: 

Oneta, Villayón (Asturies)

 

Punto de inicio y llegada: Oneta (335 mts.)

 

Desnivel de descenso: 50 metros (aprox.).

 

Sentido de la ruta: lineal (3 kms ida y vuelta)

Entorno: Bosque atlántico y río

 

Dificultad: Baja

 

Tiempo: 1 hora (ida y vuelta)

 
Reservando a través de este enlace estás ayudando a mantener esta página de rutas e información turística. ¡Gracias!

Inicio 

 

Comenzaremos a andar desde la localidad de Oneta, en el concejo de Villayón. Este pueblín esta dentro de la denominada área vaqueira, un territorio en el que eran comunes los desplazamientos anuales de familias enteras en función de las estaciones y la ganadería entre distintos puntos de la geografía asturiana, algunos de ellos más cercanos a la rasa costera y otros más cercanos a la cordillera cantábrica, para aprovechar los pastos.

Culturalmente y m√°s concretamente, ling√ľ√≠sticamente hablando, es un √°rea interesante puesto que se entremezclan rasgos del asturianu occidental con el galego. Por eso encontraremos nombres como ¬ęUlloa¬Ľ, nombre de una de las cascadas, en el se ha castellanizado la forma original ¬ęOuchoa¬Ľ, que significa ¬ęOllona¬Ľ, por la forma del paraje donde se precipita el agua en forma de olla.

Desde Oneta hay se√Īalizaci√≥n suficiente para coger el camino indicado que nos lleva valle abajo hacia la zona de las cascadas.

pueblo de oneta
Oneta

Firbia: la primera y más espectacular cascada 

 

El camino abandona a los pocos minutos la zona m√°s llana de la planice donde se asienta Oneta para empezar a descender entre la foresta en busca del rumor del agua que ya se nota desde hace metros. Si nos asomamos con mucho cuidado al borde del camino podemos ver la parte alta de Firbia, la primera y m√°s asombrosa fervenza de la ruta.

Intern√°ndonos en un frondoso bosque de robles, abedules, casta√Īos y alisos, vamos poco a poco llegando a la zona pr√≥xima a la cascada, donde acaba el camino y comienza el sender√≠n que une Firbia con las otras dos cascadas.

El marco natural de Firbia es impresionante, un perfecto hogar de xanas y mouras, que debemos proteger y respetar rigurosamente, evitando alterar nada del entorno y por supuesto con sumo cuidado de no resbalar. En épocas de mucha agua será casi imposible acercarse a ella.

Una vez vista podemos seguir el sendero que empieza donde el molín, y que en realidad es un viejo conducto de agua que alimentaba otros molinos río abajo. De todas las maneras, como la ruta es lineal siempre podremos volver a visitarla a la vuelta.

oneta cascadas
Parte alta de Firbia
firvia oneta
Firbia

Camino de la Ulloa / Ouchoa

 

Salimos del entorno de Firbia, m√°s o menos espacioso, para coger el camino a modo de callej√≥n que nos conduce a la segunda cascada de la ruta, la denomina Ulloa u Ouchoa por su forma de olla u ¬ęollona¬Ľ.

El paisaje sigue siendo muy frondoso y ser√° necesario tener buen calzado resistente al agua y con buena suela para no tener ning√ļn resbal√≥n. Y es que tras haber ganado cierta altura, toca descender por un peque√Īo terraplen hasta el cauce del r√≠o. Una vez all√≠, seguiremos el sender√≠n de la orilla para encontrar a la Ulloa.

ruta cascadas oneta
Entorno fluvial de la ruta
ruta cascadas oneta
Cascada de la Ulloa

La Ulloa no es tan grande como la Firbia, pero no por ello es menos bella. El verdor que la rodea, las piedras, el musgo… crea un marco perfecto en este rinc√≥n del Parque Hist√≥rico del Navia.

Desde aqu√≠ podemos volver sobre nuestros pasos para coger el camino de la parte de arriba y decidir si queremos continuar hacia la √ļltima y y tercera cascada, La Maiser√ļa, o por el contrario volver hacia Firbia. El grado de dificultad se incrementa hacia la tercera cascada, por lo que es recomendable tenerlo en cuenta si se va con calzado no apropiado o ni√Īos.

Todos estos caudales que descienden de la Sierra de Panondres son tributarios del río Navia, el cual surca la profundidades del valle a veces libre y otras veces amansado en los embalses de Arbón y Doiras.

El camino de vuelta es el mismo que el de ida, teniendo otra perspectiva diferente puesto que iremos remontando el cauce en algunos tramos, lo que hace que la visi√≥n de este entorno sea a√ļn m√°s completa.

Después de Oneta

 

Como la ruta de las cascadas de Oneta es corta y no ocupa mucho tiempo, es siempre recomendable visitar otros puntos interesantes del Navia como es el castro prerromano de Coa√Īa o el espl√©ndido mirador de Penouta en Boal.

En cuanto a pueblos bonitos para pasear y conocer, os recomiendo Puerto de Vega / Veiga, donde se encuentra también la famosa ruta de la costa naviega.

En toda la zona hay buenos sitios para comer y alojarse. No te olvides de probar las veneras, un dulce típico de la zona.

Y recuerda siempre, que somos meros invitados en el bosque, en la monta√Īa, en el r√≠o.
Reservando a través de este enlace estás ayudando a mantener abierta esta página de rutas e información turística. ¡Gracias!
A %d blogueros les gusta esto: